Paco Coro | Presidente de la Federación Andaluza de Vela "Cuando en Europa están tiritando, en Andalucía estamos navegando"

  • "Muchos ayuntamientos no se dan cuenta del tirón que tiene la vela: es deporte, turismo, promoción y economía"

Paco Coro, presidente de la Federación Andaluza de Vela y vicepresidente primero de la Española.

Paco Coro, presidente de la Federación Andaluza de Vela y vicepresidente primero de la Española.

"Siempre he estado liado"; siempre organizando cosas, campeonatos, desde trofeos de karting allá por los noventa en el Circuito de Jerez hasta recientemente el Mundial de windsurf RS:X con apenas un mes de margen después de la renuncia de Francia, Paco Coro presume de la capacidad de Andalucía para organizar, gestionar y albergar eventos de nivel: "Todo es a base de trabajo y ganas, no sirvo para quedarme en el sofá".

–La Federación se está ganando el reconocimiento por su capacidad de gestión y organización...

–Lo importante es el deporte y lo que generan los deportistas. Deporte y gestión, trabajo y trabajo. No decir a nada que no. ¿Que esto no se puede hacer? Vamos a buscar la forma de hacerlo. Y eso nos ha creado una imagen a nivel nacional e internacional y lo que por ahí no pueden hacer, hablan con la Andaluza para hacerlo, y eso es una satisfacción porque demuestra la capacidad de trabajo que tenemos en Andalucía en general y en la Federación en particular, donde tengo un equipazo conmigo.

–Fue campeón de Andalucía de karting. ¿Cómo se pasa del motor a la vela?

–Empecé ya muy mayor en el motor por afición y gané muchos trofeos. Un día mi hija, Patricia, me preguntó si llegaría algún día a tener tantos trofeos y vaya si me ha superado. Ha sido 13 veces campeona de España, dos veces de Europa y dos veces del mundo.

–De Jerez a la costa...

–Mi primer barquito lo tuve en El Puerto. A mi mujer también le gustaba y acabamos en Rota, viviendo en el barco. Mis niños se han criado en el barco y en casa del herrero, cuchillo de palo. A los niños no les gustaba navegar hasta que con 10 añitos, Patricia me pidió apuntarse a la escuela de vela. Disimulando la alegría, le dije que sí.

–Con la niña navegando, empieza la trayectoria como dirigente...

–Soy especialista en barcos hundidos. Cuando llego a la Asociación Española de la clase Optimist estaba peleada, dividida, enfrentada a la clase internacional, y acabé siendo presidente nacional diez años. Saneamos la clase, conseguimos patrocinadores, y cuando me fui dejé cien mil euros en la caja, un programa de tecnificación nacional único en España.

–¿Y luego?

–De ahí me presento a la Española. Era el único con apoyo en todas las comunidades y en los votos presenciales íbamos ganando 9 a 1 pero el voto por correo no se controlaba como ahora y como yo había dicho que iba a quitar muchos cargos de la Federación que estaban cobrando un dineral, hicieron el pino con tal de que yo no saliera. Me quedé asqueado pero casi me alegré porque mi mujer cayó enferma.

–Y llega a la presidencia de la Andaluza...

–Cuando me recupero tras el fallecimiento de mi mujer me dije que iba a intentarlo en mi tierra, en Andalucía. Es lo que decíamos antes, otro barco hundido que hay que sacar a flote y se saca adelante y se borran los números rojos a base de trabajo. Porque para poder tener capacidad de gestión y de organización hay que pagar a la gente. Yo he tratado a la Federación como a una empresa privada, que es de lo que sé. Mi abuela siempre me decía ‘Mira Paco, tú tienes un cajón. Si sacas lo que hay y no metes nada, les ves el fondo’. Cuando vienen los administradores les pido la cuenta de la vieja: ¿Cuánto hemos gastado y cuánto hemos ingresado? Y mirar los gastos y tratar de reducirlos.

–También es técnico en Turismo y Publicidad...

–Siempre me he buscado la vida y he montado varias empresas. Hice mis pinitos en la radio, fui director comercial en Radio Jerez de la Cadena SER. Estaban Joaquín López Sáez, Cauqui, Javier Domínguez y Pedro Rollán, entre otros. Eso después de ser delegado en Andalucía y Extremadura de una fábrica textil de Barcelona.

–Y ahora es gerente de dos hoteles en Jerez...

–Eso viene desde mi abuela y luego mi padre, con mi hermano. Reformamos el hotel y luego montamos otro, La Albarizuela. Ahora nos han matado entre la pandemia y los apartamentos turísticos, que se van a cargar todos los hoteles pequeños. Se meten diez en un apartamento y tampoco gastan fuera, se hacen la comida allí. Y están haciendo de pisos turísticos...

–Hablando de turismo, ¿Se dan cuenta las instituciones del potencial turístico que tiene la vela?

–Muchos ayuntamientos no se dan cuenta del tirón que tiene el mundo de la vela, sobre todo en temporada baja. En invierno, cuando en Europa están tiritando, en Andalucía estamos navegando. La costa está llena en verano pero la Federación Andaluza tiene eventos durante todo el año. Generamos un movimiento turístico que muchos ayuntamientos no se están dando cuenta;otros sí, como Punta Umbría, El Puerto o Tarifa, con escuelas homologadas por la Federación. Un simple campeonato provincial, que es lo mínimo, de Optimist son cien barcos: cien regatistas y los niños vienen con el padre, la madre, los tíos y los abuelos; luego los técnicos, y no solo un día. Generan. A finales de mes tenemos el Europeo de Optimist y antes hacemos una regata de entrenamiento, los que vienen están veinte días en El Puerto. Es deporte, pero también turismo, promoción y economía.

–¿Qué retos llegan ahora?

–Después de cómo hemos funcionado en pandemia, viene todo el mundo a pedirnos cosas, campeonatos. Estamos haciendo hincapié en la protección del medio ambiente y vamos a trabajar muchísimo la cantera porque es fundamental.

–¿Es caro el deporte de la vela?

–A ver: en una Escuela de Vela si eres socio de un club cuesta 20 euros al mes y te ponen el material. Ya luego puedes seguir con un material normal o de competición. La vela está al alcance de todos pero es una gran desconocida para el público en general. En Sevilla hay una escuela de vela estupenda en el río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios