debate de investidura

Calvo llama a Echenique para negociar una nueva propuesta

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ayer en el hemiciclo junto a Jaume Asens, de En Comú Podem. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ayer en el hemiciclo junto a Jaume Asens, de En Comú Podem.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ayer en el hemiciclo junto a Jaume Asens, de En Comú Podem. / eduardo parra / ep

Comentarios 15

La vicepresidenta Carmen Calvo anunció que el equipo de negociador del Gobierno llamó al responsable de Acción de Gobierno y Acción Institucional de Podemos, Pablo Echenique, para presentarle una nueva oferta y "seguir negociando" la investidura de Pedro Sánchez. Calvo hizo estas declaraciones a los periodistas tras reunirse en el Congreso, al término de la investidura fallida y durante tres horas y media, con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez; la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Si bien fuentes socialistas informaron de que el PSOE quiere convocar a una "reunión formal" al equipo negociador de Unidas Podemos, Calvo dijo: "Nos reuniremos cuando podamos".

Los socialistas admitieron que debían tomar la iniciativa una vez que las negociaciones con Unidas Podemos habían encallado al considerar su líder, Pablo Iglesias, que la última propuesta de los socialistas era que formaran parte del Gobierno como "un mero decorado".

Fuentes socialistas se mostraron optimistas sobre la nueva oferta y señalaron que "si queda racionalidad, hay solución".

Unidas Podemos: "Un Gobierno de coalición"

Según fuentes de la formación morada, lo que finalmente va a primar es lo que salió de la consulta a los inscritos y que es "un Gobierno de coalición". "No hay cultura de coalición en España y el PSOE es un partido centenario que está procesando esta idea", comentaron estas fuentes que se decantaron por esperar a lo que proponga el Gobierno en funciones "en la nueva oferta".

El movimiento clave fue la decisión de Pablo Iglesias de abstenerse en la primera votación de investidura. Podemos explicó que fue un gesto para continuar negociando hasta mañana, cuando se producirá la segunda y definitiva votación. El discurso de Adriana Lastra, mucho más positivo hacia sus socios que el del presidente, que fue muy duro en las dos jornadas, ayudó a este giro del partido morado que también es estratégico para meter más presión a los socialistas y evitar el argumento de que están votando lo mismo que Vox.

Los socialistas empiezan a temer que Podemos esté ganando el tan cacareado relato y se instale la idea de que es el PSOE quien prefiere ir a elecciones antes de hacer un Gobierno con la formación de Iglesias. Así que poco antes de la votación, Calvo reivindicó la oferta de los socialistas y trató de explicar que, según su visión, la propuesta a Podemos es "razonable y respetuosa". No la precisó, pero sí dio un elemento clave: "Para ellos era muy importante que otra persona en su liderazgo estuviera en un rango muy importante del Gobierno, y eso fue aceptado, no ha habido vetos", aseguró la vicepresidenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios