Investidura

ERC avala a Sánchez a cambio de una negociación sobre el futuro de Cataluña

Pere Aragonès y Gabriel Rufián. Pere Aragonès y Gabriel Rufián.

Pere Aragonès y Gabriel Rufián. / Alberto Estévez, EFE

Pedro Sánchez será presidente del Gobierno, salvo mayúscula sorpresa de alguno de los pequeños grupos regionalistas, después del último aval recibido por Esquerra. El Consell Nacional refrendó por amplia mayoría (96,5% de los votos) el acuerdo pactado con el PSOE para garantizar la abstención en la investidura del secretario general socialista el próximo martes. El pacto se sustancia en la creación de una mesa de negociación "bilateral" que debe iniciarse 15 días después de la constitución del nuevo Gobierno. Asimismo, todo lo consensuado en este diálogos entre ejecutivos deberá refrendarlo la ciudadanía de Cataluña en una "consulta".

El texto comienza con una declaración conjunta de ambos partidos subrayando que se ha abierto la "oportunidad de desbloquear y encauzar el conflicto político sobre el futuro de Catalunya" y "establecer las bases para su resolución", porque "hay voluntad de diálogo para alcanzar un acuerdo que nos permita superar la situación actual".

El documento consta sólo de dos puntos, el primero con el "reconocimiento del conflicto político" catalán y la "activación de la vía política para resolverlo" a través del diálogo, y el segundo para detallar cómo sería la mesa de negociación, principal condición de ERC a los socialistas.

Esta mesa, que se compondrá con los miembros que cada delegación decida, "actuará sin más límites que el respeto a los instrumentos y a los principios que rigen el ordenamiento jurídico democrático", si bien el documento no hace mención expresa alguna a la Constitución española. El objetivo es que las medidas que se propongan para materializar los acuerdos a los que llegue esa mesa se sometan en su caso a la validación de la ciudadanía de Cataluña a través de una consulta "de acuerdo con los mecanismos previstos o que puedan preverse en el marco del sistema jurídico-político".

El vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, subrayó que su formación llevará a la mesa paritaria la defensa del referéndum. Reivindicó que ERC cumple lo que había prometido en la campaña de las elecciones del 10-N y subrayó que quiere llevar a esta mesa los "grandes consensos" de la sociedad catalana: la apuesta por el diálogo, la defensa de un referéndum y el fin de la vía judicial.

El vicepresidente de la Generalitat defendió el acuerdo que los republicanos han alcanzado con el PSOE para desbloquear la investidura de Sánchez y sostuvo que ERC asume riesgos con este pacto para lograr "beneficios para el conjunto del país". "Hacer política vale la pena", afirmó al final del Consell Nacional.

Crisis en el independentismo

Quien no da el visto bueno es JxCat, como trasladó el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a su vicepresidente y socio de Gobierno, Pere Aragonès. Torra recalcó al dirigente de ERC en una reunión matinal previa a la decisión del Consell Nacional que el Govern no asume como tal el pacto con el PSOE para la investidura y que cualquier negociación debe conducir a una "votación clara" sobre la independencia.

La negociación entre republicanos y socialistas ha levantado ampollas en el independentismo. Torra, en una reunión de 45 minutos, pidió explicaciones a Aragonès sobre el acuerdo con el PSOE por todo lo que pueda afectar al Govern que comparten JxCat y ERC, y le dejó claro que cualquier negociación futura con el Estado debe permitir una "votación clara sobre la independencia" en Cataluña.

El republicano le propuso al presidente catalán defender juntos la autodeterminación en una mesa de negociación con el Estado y la consulta a la ciudadanía. Pero Torra insistió en que no tiene el "visto bueno" del Govern.

El horario del debate de investidura

Entretanto, Meritxell Batet, presidenta del Congreso, hizo oficial que el debate de investidura comenzará el sábado a las 09:00 con la intervención del líder del PSOE, quien expondrá, sin límite de tiempo, las líneas principales de su programa de Gobierno de coalición con Podemos.

Tras un receso de dos horas, se reanudará con el turno del líder del PP, Pablo Casado, y de los dirigentes de los partidos en orden de mayor a menor número de escaños, terminando con el PSOE. Batet no precisó cuándo será la primera votación el domingo. De no salir investido, habrá una segunda votación el martes en la que se precisaría más síes que noes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios