España

Francia acerca por primera vez a dos etarras a la cárcel más cercana al País Vasco

  • El Gobierno francés ejecutó los acercamientos de los encarcelados Oier Ardanaz y Alexander Akarregi en los pasados meses de mayo y junio. Interior niega que el Gobierno francés haya cambiado su política penitenciaria.

Los presos de ETA Oier Ardanaz Armendariz y Alexander Akarregi, encarcelados en prisiones francesas, han sido trasladados a Mont de Marsan, en el departamento de Las Landas, el centro penitenciario más cercano a Euskadi, según publican El Correo.  Según estas informaciones, estos acercamientos, los primeros que se producen, se han llevado a cabo en los pasados meses de mayo y junio.

Ardanaz, detenido en 2011, cumple una condena de cinco años de prisión y ha sido trasladado desde Poitiers Vivonne a Mont de Marsan, mientras que Akarregi, arrestado en 2009, está condenado a ocho años y ha sido trasladado desde Tarascon. También pasó recientemente por la prisión de Mont de Marsan el preso Eneko Zarrabeitia, antes de ser extraditado a Soto del Real y finalmente puesto en libertad.

Según explicaron el pasado mes de junio en una rueda de prensa los abogados de los reclusos, la totalidad de los presos que se encuentran en cárceles francesas han presentado peticiones individuales para ser trasladados a prisiones cercanas a su lugar de origen.

Dos reclusos, según El País, habrían visto denegada su petición por no cumplir los requisitos que establece la legislación francesa. La aceptación de estas peticiones se ha producido, según incide El Correo, tras la reunión a mediados del mes de abril entre el Grupo Internacional de Contacto que lidera el abogado Brian Currin y responsables del EPPK, el colectivo de presos de ETA, en las afueras de París. En función de los datos de la asociación de familiares de los reclusos de ETA correspondientes al mes de mayo, un centenar de presos están ingresados en 27 cárceles de Francia.

Interior niega que Francia cambie su política penitenciaria

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha negado que el Gobierno francés haya cambiado su política penitenciaria con respecto a los presos etarras a raíz de que dos reclusos de la banda hayan sido trasladados recientemente a una prisión cercana al País Vasco.

"Desmiento rotundamente que exista un cambio en la política penitenciaria de Francia", ha dicho el ministro al ser preguntado por la información que adelanta el diario El Correo de que el país galo ha trasladado por primera vez a dos presos de ETA a la cárcel más próxima a Euskadi, el centro penitenciario de Mont de Marsan (Las Landas), ubicado a 136 kilómetros de la frontera.

Unos traslados que se realizaron en mayo y junio tras la reunión celebrada a mediados de abril por el llamado Grupo Internacional de Contacto, que lidera el abogado sudafricano Brian Currin, con dos responsables del colectivo de presos de ETA EPPK en una prisión de París. Tras clausurar un curso de verano organizado por la Fundación de Víctimas del terrorismo, Fernández Díaz ha negado también a los periodistas que exista entre la decisión de los traslados y la citada reunión causa de efecto alguna. "Es absolutamente falso", ha subrayado el ministro después de reiterar que Francia "está alineada" con España en la lucha antiterrorista y en su política penitenciaria.

En opinión del ministro cualquier relación entre la mediación del llamado Grupo Internacional de Contacto y una modificación en la política penitenciaria es equivocar la realidad de lo sucedido, tal y como le han explicado las autoridades francesas. Respecto a los traslados, el titular de Interior ha explicado que cada país cumple sus leyes y que el acercamiento de dos reclusos etarras del centenar que cumplen pena en cárceles francesas a la prisión de Mont de Marsan es una decisión de la administración francesa.

Preguntado sobre si los presos etarras han cambiado de estrategia, Fernández Díaz también ha expresado con rotundidad que el Gobierno tiene su propia agenda, que es la de un Estado de derecho y, por tanto, el Ejecutivo no sigue ni está pendiente de lo que "marcan" los presos de ETA, su colectivo, el EPPK, o la izquierda abertzale. "Que nadie espere que el Gobierno se pliegue a la agenda política de ETA, el EPPK o la izquierda abertzale", ha advertido antes de remarcar que se actuará conforme a la legalidad con los presos que cumplan los requisitos que marca la ley para obtener beneficios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios