España

El Gobierno priorizará la expulsión de los inmigrantes irregulares con antecedentes

  • Interior asegura que los indocumentados que acrediten arraigo social no serán deportados

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa, aseguró ayer que el Gobierno prioriza la expulsión de los inmigrantes con antecedentes judiciales o policiales y que no deportará a los que, sin documentación en regla, acrediten arraigo social en España.

Ulloa, que compareció ante un centenar de periodistas el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barcelona, explicó que no es intención del Gobierno expulsar del país a las personas inmigrantes que, aún no teniendo los papeles en regla, acrediten su arraigo en la sociedad española.

El secretario de Estado, que presentó algunas de las propuestas que recogerá el nuevo reglamento de los CIE para mejorar las condiciones de vida de sus internos, explicó que su intención es que en estos centros, donde los inmigrantes pueden pasar hasta 60 días antes de su expulsión, sólo ingresen las personas que realmente serán deportadas.

En este sentido, explicó que aproximadamente un 80% de los internos actuales en los CIE de España tienen antecedentes policiales o judiciales.

El nuevo reglamento de funcionamiento de los CIE que prepara el Gobierno encomienda a las ONG la tarea asistencial y de ocio de los internos y dejará en manos de la Policía únicamente la seguridad de los CIE, que serán más transparentes y cambiarán de nombre.

El nuevo reglamento establecerá también el régimen de vida de los internos en los CIE y los hará homogéneos para todos los centros de España. La normativa, según el secretario de Estado, está pensada para "preservar y garantizar todos los derechos y libertades" de las personas internas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios