España

Los catalanes residentes en el resto de España no podrán votar el 9-N

  • El 'Parlament' descarta esa vía por su complejidad jurídica, aunque quienes vivan en el extranjero sí participarían en la consulta

La ponencia de la ley de consultas del Parlamento catalán ha descartado, por cuestiones de complejidad "jurídica" y "operativa", el mecanismo que se había planteado para que los catalanes empadronados en otras autonomías pudieran votar en la eventual consulta soberanista, en la que sí que podrían votar los que vivan en el extranjero.

Así lo confirmaron fuentes parlamentarias después de que los grupos de la Cámara celebrasen ayer la penúltima reunión de la ponencia de la ley de consultas no refrendarias, que se prevé que se apruebe definitivamente en septiembre.

Los diputados que participan en la ponencia habían solicitado la opinión de los servicios jurídicos del Parlament y del Govern sobre un posible mecanismo de participación en consultas por la vía de la "vecindad civil", a la que tendría derecho un ciudadano que haya residido en Cataluña con anterioridad pero que, en estos momentos, esté empadronado en otra comunidad autónoma. Pero el Govern, según las mismas fuentes, ha concluido que operativamente generaría unas "dificultades extraordinarias" aplicar este concepto mientras que, desde el Parlament, se ha detectado que sería complicado igualmente desde el punto de vista jurídico, por lo que los grupos han decidido descartarlo. En cambio, no habría problema para que los catalanes que residen en el extranjero puedan votar en una consulta si tienen la "condición política" de catalanes, según estipula el Estatut, y están inscritos en el registro de la Generalitat para residentes en el exterior.

En cuanto a los ciudadanos que viven en Cataluña, los que son nacionales con padrón podrán participar, pero aún está por decidir, en el caso de inmigrantes, el mínimo de tiempo de arraigo que se les exige.

Tampoco se ha cerrado el plazo temporal entre el decreto de convocatoria de la consulta y el día de su celebración. Sí que hay consenso, en cambio, en que la campaña de debate público -el equivalente a la campaña electoral- empiece con la publicación del decreto de convocatoria y termine a las 00:00 del día de la consulta, sin jornada de reflexión.

En cuanto a las modalidades de voto, ayer se acordó que el presencial ordinario -votar en una mesa electoral- sea fijo en todos los casos, sin perjuicio de que, para cada convocatoria, se puedan añadir otras vías, como el correo electrónico, el postal o el voto por depósito, aplicables tanto para el día de la votación como de forma anticipada.

Por otra parte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró, en un acto con empresarios en el auditorio del Fórum de Barcelona, que no habrá elecciones "pronto" en Cataluña. La consulta sobre la independencia está en principio fijada para el próximo 9 de noviembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios