Precampaña

El 8-M entra en campaña

  • El PSOE se lanza a captar el voto femenino: "Hay que reventar las calles el 8 de marzo y las urnas el 28 de abril"

  • Cs presenta un decálogo para favorecer la igualdad de las mujeres

Inés Arrimadas. Inés Arrimadas.

Inés Arrimadas. / Europa Press

Las calles de todas las ciudades españolas tomadas el 8 de marzo del año pasado lo tienen muy presente algunos partidos políticos, que han puesto en funcionamiento la maquinaria preelectoral con un guiño al feminismo a días de que vuelva el protagonismo de la mujer a copar los informativos y las primeras planas de los periódicos. El PSOE lleva ventaja sobre otros partidos y también Ciudadanos le dio sitio en su agenda al 8-M.

El Ejecutivo, con su presidente Pedro Sánchez a la cabeza, plasmó en un vídeo su compromiso con el feminismo, porque "hoy más que nunca es tiempo de mujeres" frente a los que sienten una "nostalgia en blanco y negro" y quieren arrebatar al 50 por ciento de la población sus derechos y libertades. Son palabras de Sánchez, el primer miembro del Ejecutivo que aparece en un vídeo publicado por Moncloa.

Igualmente, su mano derecha en el Gobierno, Carmen Calvo, se rebeló contra la violencia que aún hoy padecen las mujeres y aseguró, en una entrevista a Efe, que garantizar su seguridad es una medida ineludible para alcanzar la igualdad: "Más de la mitad de la población del planeta pagamos un particular y dramático peaje por ser mujeres", aseveró. A pesar de su trayectoria, insistió en que se ha encontrado con los mismos obstáculos de la "cultura machista" que padecen todas las mujeres. "No puede ser entendible que tengamos que pagar precios especiales por nuestra libertad sexual, por nuestra seguridad", denunció.

"Más de la mitad del planeta pagamos un particular y dramático peaje por ser mujeres"

Paralelamente, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, llamó en Alicante a "reventar las calles" el 8-M y a "reventar" las urnas el 28-A en las generales para parar a la extrema derecha y para defender "una España progresista" y "feminista". "Lo que nos estamos jugando es el país que les queremos a dejar a nuestras hijas e hijos y sólo puede ser un país muy rojo", dijo.

A su juicio, la situación de Gobierno que hay actualmente en Andalucía es fruto de "mucha sigla pero al final representan a los mismos", ya que Cs ha "apoyado siempre al PP" y lo que ahora han hecho es "abrazarse a la extrema derecha de Vox" para "sacar" al PSOE del Ejecutivo andaluz.

"Es un partido sin convicción, ni ideología, puro marketing y fotos, pero que hacen algo muy viejo que es hacer listas en base a retales de otros partidos. Ciudadanos se ha convertido en el coche escoba de todos los partidos", resumió.

El 'Feminismo Liberal' de Ciudadanos

Mientras, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, defendió que hay que ampliar los permisos de paternidad "pero cuadrando las cuentas" y no "inventando decretos sin dinero". "Eso es frustración", afirmó en la presentación del decálogo de Feminismo Liberal de la formación naranja, "que no excluye, no es de un partido ni de una ideología".

"Los mismos que han sacado decretazos son los mismos que votaron en contra de esos permisos de paternidad en los Presupuestos anteriores", criticó Rivera en el acto celebrado en Madrid, en el que la líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, presentó el decálogo. El feminismo de Cs, en palabras de Rivera, "combate las etiquetas" y "no quiere dejar a nadie fuera". Por ello, apostó por "extender el feminismo a una causa de todos" y "conseguir que no sea algo para tirarse por la cabeza".

Arrimadas insistió en que Cs no dará "ni un paso atrás" contra la violencia machista y comprometió el trabajo de su formación en un "pacto de Estado" tanto a nivel nacional como en Andalucía. "Es absurdo decir que todos los hombres maltratan pero es más absurdo todavía negar que la violencia machista existe", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios