Respuesta a la sentencia del Supremo Cinco marchas y pasados de revoluciones

  • Segunda noche de batalla campal en Barcelona, con cohetes contra un helicóptero de los Mossos

  • Las 'Marchas por la libertad' cortan 5 carreteras

  • Interrumpen el AVE Barcelona-Figueras

Simpatizantes independentistas caminan por la AP-7 este miércoles durante el recorrido desde Gerona de una de las 'Marchas por la libertad'. Simpatizantes independentistas caminan por la AP-7 este miércoles durante el recorrido desde Gerona de una de las 'Marchas por la libertad'.

Simpatizantes independentistas caminan por la AP-7 este miércoles durante el recorrido desde Gerona de una de las 'Marchas por la libertad'. / David Borrat (EFE)

Líneas de AVE interrumpidas, cortes de carreteras, estaciones de metro cerradas, colapso circulatorio en el centro de Barcelona por las tareas de limpieza tras los graves disturbios de la noche del martes... La ira del independentismo tras las condenas por sedición y malversación del Supremo a los líderes del procés es el  rayo que no cesa tras las incendiarias jornadas del lunes y el martes, con decenas de detenidos y heridos por toda Cataluña, y ayer siguió la tormenta, con 14 heridos en Cataluña.

El centro de Barcelona se ha convertido por segunda noche consecutiva este miércoles en un campo de batalla de los violentos tras la manifestación que convocaron por la tarde los Comités de Defensa de la República (CDR).

Una parte de los manifestantes se han dirigido a la conselleria de Interior, donde han lanzado objetos contundentes, como piedras y botellas, a los agentes apostados alrededor del edificio, que han respondido   con varias cargas.

Otra noche del fuego

Ante esta respuesta policial, varios centenares de jóvenes violentos se han dispersado por las calles adyacentes y han levantado barricadas. También han mirado al cielo y han lanzado cohetes contra un helicóptero de los Mossos, han derribado motocicletas al suelo y han prendido fuego a contenedores de basura, que han hecho arder algunos coches aparcados.

Más tranquilas, las cinco llamadas Marchas por la libertad contra la sentencia, promovidas por la ANC y Òmnium han arrancado en Gerona, Tarragona, Vic, Berga (Barcelona) y Tàrrega (Lérida) y confluirán el viernes en Barcelona, coincidiendo con la jornada de huelga general y la manifestación convocada por los sindicatos. Han cortado cinco carreteras.

Harán un recorrido de 100 kilómetros repartidos en tres días, y en todas ellas participan familiares de dirigentes independentistas presos -en Gerona lo hacen las hermanas del ex president Carles Puigdemont Anna y Montse, y también la de Dolors Bassa, Montse Bassa, según la ANC. Seis consellers de la Generalitat se han sumado a ellas y el president de la Generalitat, Quim Torra, también se ha unido a una de ellas, del brazo del ex lehendakari Juan José Ibarretxe.

Los CRD aseguran que "la mecha la ha encendido la sentencia y la está avivando la Policía"

Irreductibles, los Comités de defensa de la República (CDR) han hecho este miércoles un llamamiento a mantener la movilización permanente y exigen al Govern y a los partidos soberanistas que desobedezcan la sentencia, rompan con el Estado y hagan frente común para "avanzar hacia la república". A juicio del ala radical de las protestas, "la mecha la ha encendido la sentencia y la está avivando la Policía". Con siete de sus miembros encarcelados acusados de formar un grupo terrorista, no tiene empacho en afirmar que la única violencia que se ha podido ver en las últimas horas es la ejercida por las fuerzas de seguridad y los Mossos, por lo que los CDR reclaman la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch, y que Policía Nacional y Guardia Civil abandonen Cataluña.

Sin embargo, su leimotiv, los nueve presos condenados por el Supremo (Oriol Junqueras, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Josep Rull, Jordi Turull, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart) se han desmarcado este miércoles de los altercados en Cataluña y han subrayado que la violencia no los "representa". Los choques entre grupos violentos de manifestantes y policías se saldaron este martes con 125 heridos y 18 de ellos han sido trasladados a hospitales, aunque ninguno de ellos reviste gravedad. Además, han resultado lesionados 57 agentes de la Policía autonómica y otros 18 de la Policía Nacional, algunos de los cuales fueron atendidos en mutuas, por lo que no figuran entre el balance de lesionados facilitados por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Según datos de este servicio, la mayor parte de los heridos se registraron en la batalla campal que tuvo lugar la noche del martes en Barcelona, donde se atendió a 74 personas, ocho de las cuales tuvieron que ser trasladadas a centros hospitalarios. Otras 14 personas resultaron heridas a consecuencia de los incidentes en Gurb (Barcelona), donde los Mossos tuvieron que intervenir para reabrir la C-17, tras seis horas cortado al tráfico por la presencia de activistas independentistas en la vía.

De los aviones a los trenes

La furia independentista es de altos vuelos y alcanzó su cénit internacional con el bloqueo del aeropuerto de El Prat, donde entre el lunes y el martes se quedaron varados en tierra unos 150 aviones entre los vientos del Tsunami Democrátic, que carece de portavoces o dirigentes visibles, un rasgo que comparte con los CDR, aunque a diferencia de estos grupos no funciona como una suma de núcleos con capacidad de acción descentralizada, sino a partir de una matriz que elabora estrategias y dosifica sus mensajes.

Interior ya está investigando quién está detrás de Tsunami Democràtic, un interrogante que podría esconder al mismísimo president. La Policía investiga si este extraño y potente ente (movilizar a 10.000 personas para bloquear El Prat no es baladí) nació a primeros de este pasado mes de septiembre en una cumbre que mantuvieron en Ginebra los líderes del procés que no están entre rejas, como Torra o el ex jefe del Govern Carles Puigdemont.

Este miércoles le ha tocado purgar la ira de los independentistas al servicio ferroviario de alta velocidad. El AVE entre Barcelona y Figueras (Gerona) ha quedado interrumpido a las 6.40 horas de la mañana, debido a "cortes intencionados" de la fibra óptica en varios tramos del recorrido. La circulación se ha restablecido casi cinco horas después del sabotaje.

Renfe ha informado de que progresivamente se irán recuperando los horarios y frecuencias habituales tras los "actos vandálicos" que han afectado al sistema de señalización. "Derivado de este incidencia algunos trenes AVE con destinación Madrid y Francia han sufrido retraso en su salida", ha añadido el operador ferroviario en un comunicado.

Huelga de estudiantes

Diez de los 14 detenidos en altercados contra la sentencia del 1-O la noche del martes en Tarragona han quedado en libertad con cargos -un menor entre ellas-a la espera de que les cite el juez por presuntos delitos de desórdenes y atentado a los agentes de la autoridad.

Los estudiantes de instituto y universitarios han empezado este miércoles 72 horas de huelga y el Sindicato de Estudiantes (SE) ha organizado actos descentralizados de protesta en ciudades como Badalona, Sabadell o Mataró, entre otras, ha explicado a Efe la portavoz del sindicato, Coral Latorre.

El próximo aldabonazo del independentismo será la huelga general convocada este viernes. El conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, ha firmado este miércoles el decreto que fija los servicios mínimos en metro autobuses y tranvías, y que arroparán a un 33% de los trenes durante toda la jornada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios