Feria del Caballo El silencio más productivo

  • Las cuatro horas sin música de la zona de las atracciones, lo más llamativo de una tercera jornada de Feria marcada por el calor y el desembarco político

Tres jóvenes vestidas de faralaes posan sonrientes este lunes en la Feria. Tres jóvenes vestidas de faralaes posan sonrientes este lunes en la Feria.

Tres jóvenes vestidas de faralaes posan sonrientes este lunes en la Feria. / foto © Miguel Ángel González (Jerez)

En los últimos años, la accesibilidad en la Feria del Caballo ha sido uno de los objetivos fundamentales en los gobiernos municipales. Hoy, coincidiendo con el tercer día de feria, se dio un paso más. Jerez se sumaba así a las propuestas instauradas ya por otras ciudades, caso de Murcia, Ceuta y Sevilla, para tratar de facilitar a personas con autismo su acceso a la zona de las atracciones.

Fueron en total cuatro horas, de tres a las siete de la tarde, horas que algunos les chocó, sobre todo porque no es habitual que al deambular por los ‘cacharritos’, como se le conoce comúnmente, se oiga sólo el ruido de los motores y amortiguadores de las propias atracciones. No hubo música a todo volumen, como viene siendo habitual, sólo silencio, pero un silencio que hizo feliz a muchos.

Con ello, personas con algún tipo de autismo, que por regla general gozan de gran hipersensibilidad, no pueden soportar el ruido ensordecedor y zonas de luces cegadoras.

Evidentemente, dicha zona fue recuperando el ambiente habitual conforme pasaron las horas y el sol caía, ya que entre las tres y las seis de la tarde resultaba harto difícil moverse por allí. Sólo debajo del puente de la Avenida de la Feria, con una sombra muy socorrida, permitía cierto alivio a los viandantes.

A partir de las siete, aprovechando el día festivo, fueron muchas las familias que se acercaron a las atracciones con sus pequeños, atracciones que este año han disminuido con respecto a la edición anterior por aquello de la coincidencia con la Feria de Sevilla. Hoy habrá nuevo desembarco, porque como es tradición, el Consistorio y los empresarios de las atracciones han acordado una reducción en el precio de las mismas para esta jornada, algo que, por muy poco que sea, los bolsillos lo agradecen. No hay que olvidar que el ‘viajito’ más barato son tres euros. Y ya se sabe, los niños no tienen jartura....

El lunes festivo no tuvo el respaldo del pasado año, seguramente por el fuerte calor soportado, que en Real alcanzaba y superaba con creces los treinta grados. Por esta razón, Socoservis, la empresa que desde el pasado año se encarga de la cobertura sanitaria en la Feria del Caballo, tuvo una jornada bastante activa en lo que a bajadas de tensión y golpes de calor. Afortunadamente, tal y como confesaron desde el puesto sanitario, todas se saldaron sin problema alguno, la más grave necesitó “la administración de suero pero poco más”.

Fue un día duro para pasear por el González Hontoria pese a que los camiones del servicio de limpieza no pararon de regar por todo el Real durante toda la jornada. Ni siquiera para esos grupos de excursionistas a los que los autobuses dejan en las proximidades de la feria y que son capaces de todo. Pero ayer, o se buscaba la sombra o, a los más favorecidos, alguna que otra caseta que existe por el Hontoria con aire acondicionado, todo un regalo en este inicio de semana tan caluroso.

Aún así, en el paseo equino pudimos ver algunos caballistas de cierto porte, y algunos carruajes diferentes a los coches cutres de alquiler, que de momento, en este arranque de feria, no han aterrizado en demasía. Será que muchos se han tomado un descanso tras la reciente Feria de Sevilla.

Eso sí, los muchísimos visitantes que ayer deambulaban por el Real con la cámara fotográfica o el móvil en la mano, disfrutaban como niños viendo el paseo de caballos de Jerez.

Los que sí se dejaron ver por la feria fueron los políticos. Con la campaña de municipales a flor de piel, el desembarco de caras conocidas está siendo una constante estos primeros días. Si el domingo fue Inés Arrimadas y Juan Marín, este lunes le tocó el turno de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, y del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.

El máximo mandatario autonómico estuvo bien respaldado, por Antonio Saldaña, Antonio Sanz, Ana Mestre o María José García-Pelayo, y como manda la tradición en el Partido Popular, todos disfrutaron de una tradicional berza jerezana en su caseta, justo antes de emprender su recorrido por las casetas de diferentes medios.

En el bando socialista, María Jesús Montero estuvo acompañada por la alcaldesa Mamen Sánchez y parte del equipo de gobierno municipal. Sánchez volverá este martes a tener ‘movida’ con la visita del ministro de Interior en funciones Fernando Grande-Marlaska.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios