Feria del Caballo 2019 | Previa de Toros Las primeras figuras para el abono de la Feria del Caballo

  • Por tradición, categoría de su feria y el nivel de sus carteles de abono, Jerez merece volver a ser una de las encrucijadas del toreo y no una fecha más en el circuito

Las primeras figuras para el abono de la Feria del Caballo Las primeras figuras para el abono de la  Feria del Caballo

Las primeras figuras para el abono de la Feria del Caballo

Cuando se presenta cualquier cartel de feria, la noticia está tanto en quien está como en quien no ha sido contratado, y en este sentido hay que reconocer que las cuatro primeras figuras por las que hay que preguntar, no faltan en el abono taurino de Feria del Caballo 2019.

Y estos son Morante, El Juli, Manzanares y Roca Rey. No faltan en Jerez así que ahora el debate está en como redondear los carteles porque ya se sabe, estos cuatro ases nunca abren plaza.

No es una cuestión nueva en la fiesta, siempre ha habido modos de evitar esa incomodidad que le supone a una figura, tal vez más por su condición y estatus que por lo que de verdad le importa, de abrir tarde. Se ha resuelto siempre la cuestión con una alternativa, con rejoneadores o con los veteranos del escalafón.

En Jerez no vale lo del rejoneador porque ya hay una de rejones. Por ser una plaza en la que no hay novilladas no pueden salir novilleros con ambiente y tampoco sirve la alternativa. La solución, los veteranos del escalafón.

Y así se definen los carteles de la Feria del Caballo. Comienza el ciclo la tarde del Jueves 16 de mayo con toros para rejones de Fermín Bohórquez para Andy Cartagena, Diego Ventura y Lea Vicens. Indiscutiblemente, los murubes de Fuente Rey son toros para primeras figuras del rejoneo, los más requeridos para la especialidad y son propios de las figuras del toreo a caballo. Asiduos a esta feria, los toros de Bohórquez serán elemento esencial de la corrida del arte ecuestre que cuenta con tres primeras figuras, con excelentes cuadras, distinta manera de rejonear y empuje.

El viernes 17 de mayo, toros de Núñez del Cuvillo, una divisa casi imprescindible en esta feria, para David Fandila “El Fandi”, José María Manzanares y Andrés Roca Rey. En esta ocasión el joven veterano que abre plaza es el granadino David Fandila, que abre una tarde de duelo entre primeras figuras ya que la ambición de Roca Rey se enfrenta al entronizado Manzanares, a quien el insurgente peruano mueva la silla.

La empresa que rige los destinos taurinos de Jerez busca siempre, cada año, un aliciente o un signo que marque la feria:la reaparición de Morante, despedida de Padilla o actuación especial de Fermín Bohórquez Domecq, José Tomás, la reaparición de Cayetano, el regreso de la corrida concurso de ganaderías... En esta ocasión abre plaza en el festejo del sábado de feria Francisco Rivera Ordóñez, torero retirado que, en su temporada de despedida no pudo torear en Jerez y, en este año y sin perjuicio de sus actuaciones en la Goyesca de Ronda, ha aprovechado la oferta de Matilla para torear por última vez en la plaza de toros de Jerez, en una actuación excepcional, ya que ha dicho que no vuelve a vestirse de luces en otra plaza.

Abre plaza para otros dos toreros de máximo cartel para el aficionado: Morante de la Puebla y El Juli. Es Jerez una plaza emblemática para ambos. Ya es sabido que el Juli no se deja ganar la pelea y también que Morante de un plumazo convierte lanzas en cañas y hace inolvidable una tarde. Será otro gran lleno del ciclo, que, lamentablemente acaba el sábado. Los toros de esta tarde de figuras del sábado 18 de mayo son de Garcigrande y Domingo Hernández, otra de las vacadas de primeras figuras y que El Juli se la conoce al dedillo.

Es un cambio de ciclo de la feria de Jerez de la Frontera que ya no puede acudir a los valores locales como han sido Juan José Padilla o Fermín Bohórquez. Los novilleros jerezano son desconocidos para este público porque en Jerez no se dan novilladas picadas y en el horizonte solo se vislumbra, como posible recambio del arte ecuestre, a Pablo Guerrero Domecq o Sánchez Zambrano y a pie a Cristóbal Reyes.

Por eso la empresa de Jerez ha de apostar por el equipo local, el toreo local todavía puede ofrecer mucho al toro y de hecho lo está haciendo milagrosamente. En los últimos 30 años, a la vez que se han ido formando en la desaparecida escuela taurina muchos buenos profesionales del toreo, hemos contado sus éxitos pero también hemos visto como el Jerez taurino muere lentamente:perdió la novillada de feria, perdió la novillada de promoción de las escuelas taurinas, perdió la corrida concurso de ganaderías, perdió las novilladas picadas, perdió la corrida de toros del domingo de feria, perdió sus grandes premios taurinos de repercusión nacional, perdió su escuela taurina...

Nuestros toques de atención de otros años se han convertido en desesperada alarma, y una feria con figuras de esta categoría se merece un sector taurino local floreciente y que Jerez, en vez de ser una etapa más del calendario de ferias taurinas de España vuelva a ser lo que siempre fue: uno de los kilómetros cero del planeta del toro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios