XXV Festival de Jerez Andrés Marín muestra “el flamenco más imperfecto” en Carta Blanca

  • El bailaor sevillano regresa al Teatro Villamarta once años después de su última aparición 

Andrés Marín, en la rueda de prensa de San Ginés.

Andrés Marín, en la rueda de prensa de San Ginés. / Manuel Aranda

Once años después de poner en escena ‘La pasión según se mire’ en el Teatro Villamarta, Andrés Marín regresa al Festival de Jerez. Tras aparecer por primera vez en la programación de la muestra en 2002 y ser un habitual cada dos años hasta 2010, el bailaor sevillano no ha vuelto a Jerez, principalmente “porque cogí otros caminos”, explicaba en rueda de prensa.

Ahora, coincidiendo con el 25 aniversario del certamen, Andrés Martín retorna al Villamarta y lo hace con un espectáculo cuajado, ‘Carta Blanca “mi flamenco impuro”’. Lo es porque fue creado en 2015 por un encargo del Museo Picasso de París y desde entonces ha tenido un recorrido importante.

Esta ‘Carta blanca’ es fruto de un contexto de creación sin ataduras y a partir ha ido creciendo año tras año. De hecho, Marín siempre se ha mostrado como un ferviente admirador del genio malagueño: “una fuente de inspiración para mi trabajo por su visceralidad, por su claridad, por su manera de ir cambiando de lenguaje con total libertad y, al mismo tiempo sin perder su identidad”.

Esa “identidad” también está presente en todo lo que hace Andrés Marín. Lo suyo no es “romper por romper” con la tradición para no llegar a ninguna parte, sino hacer su propia lectura del flamenco y, en este camino que se torna estrecho, abrir nuevas veredas al arte sin censuras ni condicionamientos previos.

Todo ello le ha valido ser considerado uno de los bailaores más creativos y su versátil concepción del flamenco le ha acercado a artistas de otras disciplinas, con quienes ha colaborado en diversos montajes como Bartabás o Kader Attou.

En esta ‘Carta Blanca’ pueden aparecer fragmentos coreográficos en apariencia inconexos, “es un espectáculo abierto a la imperfección”, asegura. Sin embargo, todos ellos cuentan con una historia musical detrás y un punto de fantasía que llega a conectar con el público.

El baile de Andrés Marín contará con la presencia de los cantaores Segundo Falcón y José Valencia, la guitarra flamenca de Salvador Gutiérrez, la percusión de Daniel Suárez y la guitarra eléctrica y la zanfoña de Raúl Cantizano.

Por último, el sevillano felicitó al Festival de Jerez “por este 25 aniversario”, pero también elogió su atrevimiento “porque haya apostado por esta edición tan complicada, son momentos difíciles y es bueno que los artistas podemos seguir desarrollando nuestras propuestas”.

PREMIOS DEL FESTIVAL

Los premios de la XXIV edición del Festival de Jerez, la correspondiente al pasado año, se entregarán este mediodía en el Teatro de Cajasol en un acto conjunto, como ha venido celebrando en la mayoría de ocasiones.

Hay que recordar que Antonio El Pipa obtuvo el Premio del Público de Diario de Jerez por ‘Estirpe’, Manuel Liñán, el Premio de la Crítica que concede la Cátedra en colaboración con el Consejo Regulador, por ‘¡Viva!; Fernando Jiménez y Alfredo Tejada los Premios ‘Revelación del ciclo De peña en peña’ y Mejor Cante de Acompañamiento que entrega la Federación de Peñas, Paula Comitre el Premio Revelación que entrega González Byass por ‘Cámara Abierta’; y Rafael Riqueni, que consiguió el Premio Guitarra con Alma que concede la Academia de Guitarra José Ignacio Franco por el recital realizado en las bodegas González Byass el pasado año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios