El balance

El Festival cierra otra edición con récord de participación

  • Isamay Benavente, directora de la muestra, destaca el alto nivel de ocupación y asegura que la crisis "ha servido para agudizar el ingenio de los artistas más jóvenes"

Comentarios 2

La XV edición del Festival de Jerez ha puesto de manifiesto que la crisis no es problema para la muestra jerezana. Y es que en una situación económica complicada, se ha conseguido rebasar los números de anteriores años logrando incluso batir el récord de participantes, un dato que hasta esta edición correspondía al 2009. De esta forma, los 34.150 espectadores que han tomado parte en las diferentes actividades programadas superan a los 34.120 que se lograron hace dos años, una evidencia más de la progresión de este acontecimiento, que ha ido creciendo conforme ha pasado el tiempo.

Estos datos fueron facilitados ayer por la directora de la Fundación Teatro Villamarta en un acto que contó también con la directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, María Ángeles Carrasco, Manuel García Ganaza, Director Cajasol en la Zona de Jerez y César Saldaña, director general del Consejo Regulador del Jerez. Sorprendió la no presencia de ninguna representación municipal.

 

Isamay Benavente calificó el balance como "positivismo" destacando que esta edición se ha definido por "la diversidad de elementos, por la universalidad y por su carácter abierto". 

 

Respecto a la primera, la diversidad, dijo que "se han representado todas las sensibilidades", resaltando por encima de todo la capacidad de los "artistas más jóvenes para reinventarse y para arriesgar muchísimo a pesar de la situación económica que tenemos".

 

A su juicio, "la universalidad" del certamen se constata "en el elevado número de países de procedencia de los alumnos de los cursos y talleres, un área formativa que ha incrementado sus matrículas con respecto a la edición anterior". Además, esta idea tiene su reflejo en la incorporación de artistas extranjeros que "dan su visión del flamenco" y contribuyen a enriquecer este patrimonio. 

 

En relación a la denominación de "carácter abierto", Benavente incidió en que "este año intentamos ampliar la oferta y ofrecer más actividades gratuitas", (Ciclo Vivencias y Taller Comprende el Flamenco), al mismo tiempo que significó que a nivel local "he visto a la gente de Jerez mucho más participativa que otros años".

La directora del certamen agradeció el "enorme esfuerzo" que ha tenido que llevar a cabo su equipo de colaboradores pues "en épocas de crisis ya se sabe que hay que trabajar más para hacer las cosas bien", y reconoció que a nivel de ocupación "se han mantenido los números del año pasado" e incluso a nivel de taquillas "se han superado".

También quiso subrayar la contribución que un año más han tenido instituciones como la Agencia Andaluza, el INAEM, y los habituales colaboradores como Cajasol, Diario de Jerez, González Byass, Radio Jerez y Flamenco-World, además del único patrocinador privado, Acunsa.

María Ángeles Carrasco, por su parte, reivindicó "el compromiso de la Consejería de Cultura con el flamenco", y felicitó al Centro Andaluz de Flamenco "por el buen trabajo que ha realizado durante todo el Festival". Además, dejó claro que desde la Agencia se apoyará a esta muestra "por convicción, y porque es nuestra voluntad e intención estar en las citas más importantes". 

 

En la misma línea se mostraron César Saldaña y Manuel García Ganaza quienes reiteraron su "respaldo total" a la muestra.

 

En cuanto a las cifras en sí, a los 34.150 participantes mencionados hay que añadir que, siguiendo los mismos parámetros que en ediciones anteriores, el índice medio de ocupación ha alcanzado el 92%, unos números que rondan la media de los últimos años aunque está lejos del mejor bagaje, el  96% que ocurrió en el año 2004.

Aunque el espacio principal es el Teatro Villamarta, el certamen ha ocupado 22 zonas diferentes del casco urbano, entre las que cabe señalar el Palacio de Villavicencio (donde se ha desarrollado el ciclo de cante Los Conciertos de Palacio), la sala Compañía (donde se han puesto en escena tres ciclos de baile: Solos en Compañía, Con Nombre Propio y Los Novísimos), la sala Paúl (con el ciclo de De la Frontera y Vivencias), Centro Andaluz de Flamenco (Flamenco pa'toos y Vivencias), Centro Social La Granja (con un ciclo para centros educativos) y Bodega San Ginés (para poner en marcha Las tertulias de la Bodega), así como las peñas flamencas y diferentes salas donde han tenido lugar los cursos de baile y talleres de compás y palmas. 

 

El amplio respaldo obtenido por el XV Festival de Jerez pone de relieve la importancia de esta propuesta singular y su gran repercusión a nivel regional, nacional e internacional. Esta repercusión exterior se concreta en la presencia de 88 medios acreditados.

 

En cuanto a los datos cuantitativos, los 14 espectáculos puestos en escena en el Teatro Villamarta arrojan un índice medio de ocupación del 94 por ciento (de ellos siete colgaron el cartel de 'no hay billetes'). La gran aceptación que ha tenido la programación también se refleja en otros espacios. Así, la asistencia de público alcanza el 86 por ciento en los 27 espectáculos programados en los otros recintos utilizados, al margen del teatro jerezano. Como en años anteriores, el lleno siempre estuvo asegurado en el ciclo De peña en peña, con un pleno de ocupación en todos sus recitales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios