XXIII Festival de Jerez | Crítica 'Cuna'

Furia que se hace baile

Paloma Fantova en Sala Paul

Paloma Fantova en Sala Paul / Manuel Aranda

De niña prodigio a ferviente realidad. Paloma Fantova expone en el Festival de Jerez el resultado de toda una vida en los escenarios. La bailaora gaditana es de las que tienen vocación y cuyo perfil se construye a partir del esfuerzo diario y de el afán de superación continuo. No hay duda, una vez degustado su discurso en la tarde de ayer en Sala Paúl, que está ahí por méritos propios. Del mismo modo, damos por seguro que es ésta una oportunidad más para defender su buen nombre dentro de su generación, esa que la admira, sobre todo, por la fuerza de sus pies y la capacidad de control del ritmo. Con tan sólo nueve años recibe el Premio Revelación de Andalucía, recorre escenarios junto a nombres de incalculable peso como Joaquín Cortés, Rafael Amargo o la propia Rocío Jurado, quien la guarda en su regazo como una más de su entorno habitual. Siempre acompañada de su familia. También ayer.

Desde el patio de butacas asisten repletos de emoción al debut en solitario de su niña que deja su impronta en ‘Cuna’, “un extracto de vida bailada desde el recuerdo”. Viaja a un lugar desconocido en busca de sus propios sueños, esos que motivan e impulsan el crecimiento de la artista y que son base sólida de su proyección actual. Presenta un montaje con el baile como protagonista, aunque ahí queda su idea. Apenas sale de la escena solo para cambiar su vestuario, dedicándose en cuerpo y alma a convencer al respetable, más entregado de lo habitual, dicho sea de paso.

Antonio Fernández y Manuel de la Nina son los cantaores de la noche, que también jalean, y a qué nivel. Nos detenemos en Manuel, un jerezano que está obteniendo grandes éxitos en la capital, formando parte de los principales tablaos y que vive un proceso de maduración importante. Vuelve a su tierra para acompañar a Paloma en los cuatro números en los que se desarrolla la idea: taranto y tangos (‘Añelo’), alegrías (‘Ensueño’), seguiriyas (‘Ausencia) y soleá ( ‘El Reencuentro’).

Es bailaora de raza, de las que se despeinan y pierden los zarcillos en cualquier remate. Juega a la espontaneidad descalzándose al final de la tarde, justo después de que Tía Juana la del Pipa dejara su estampa en el escenario con una ‘letrita’ por bulería para escuchar. Se apoya en ella para encontrar la gitanería que necesita su marchamo y Tía Juana sale bailando por bulerías en una auténtica fiesta de patio. Buenos augurios son los que salen de las guitarras de Joni Jiménez y Aquilino Jiménez, este último dejando destellos de gran calado en solitario. Acertado Lucky Losada en la percusión. La bravura de Fantova queda patente, así como su rebeldía que la hace mandar encima de las tablas como dueña y señora de la tarde.

Paloma Fantova - ‘Cuna’ from Festival de Jerez Televisión on Vimeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios