XXV Festival de Jerez ‘Paraíso de los negros’, la reflexión de María Pagés sobre la sociedad actual

  • La sevillana regresa al Villamarta con una propuesta “que está en continuo movimiento”

La bailaora María Pagés, ayer en San Ginés.

La bailaora María Pagés, ayer en San Ginés. / Manuel Aranda

Desde el inicio del Festival en 1997, cuando llegó al frente de la entonces Compañía Andaluza de Danza, María Pagés ha sido una habitual dentro de las programaciones de la muestra. ‘La Tirana’, ‘FlamencoRepublic’, ‘Canciones para una guerra’, ‘Sevilla’, ‘Autorretrato’, ‘Utopía’, ‘Yo, Carmen’, ‘Óyeme los ojos’, y ‘Una oda al tiempo’ han podido verse en el Teatro Villamarta, demostrando fehacientemente el crecimiento profesional de la bailaora sevillana.

Ahora, coincidiendo con la conmemoración del 25 aniversario, María Pagés llega hoy a Jerez con su último montaje, ‘Paraíso de los negros’, un espectáculo en el que indaga en la búsqueda de la felicidad y que, como explicó ayer en San Ginés, atesora también parte de crítica social.

María Pagés refleja en este ‘Paraíso de los negros’ los eternos conflictos inherentes al ser humano y, para ello, recurre a algunos referentes de sobra conocidos: los principios de libertad y autoridad que atraviesan ‘Poeta en Nueva York’ de Federico García Lorca, la esencia de los opuestos que destila la obra homónima de Carl Van Vechten, la filosofía sobre la negritud del intelectual africano Leopold Sedar Senghor y la reivindicación del deseo de la cantante Nina Simone.

Los límites de las relaciones humanas las sitúa Pagés en el ámbito de la comunicación con el que es diferente “El que es diferente no es nuestro enemigo. Si lo entendemos así, el mundo se nos va al garete”, añadió.

Al margen de las referencias artísticas antes mencionadas, el montaje se ve reforzado con la elección de letras tomadas de autores como César Vallejo, Charles Baudelaire, Alan Parker o Gustave Flaubert, dando forma a un relato compuesto de diferentes caras pero con una idea común: reivindicar la vida y la convivencia como derechos fundamentales inviolables. “La poesía es algo que está muy enraizado con el flamenco. Es una parte fundamental de su evolución, de su propia trayectoria vital”, indicó.

‘Paraíso de los negros’ aparece dividido en diez escenas. Arranca con ‘Las tribulaciones de María’ de Charles de Foucauld y finaliza con ‘El muro’, célebre obra del grupo de rock sinfónico Pink Floyd. Una prueba más de la multitud de fuentes culturales y musicales que inspiran los espectáculos de la coreógrafa sevillana.

Si hay algo que pueda definir la singularidad creativa de María Pagés es su arraigado sentido ético de la cultura, un compromiso con la vida y la memoria, convencida de que el diálogo y el intercambio enriquecen el arte y favorecen una mayor comprensión entre los seres humanos. Y esa tendencia, demostrada a lo largo de su trayectoria artística, continúa en ‘Paraíso de los negros’, un título que hace mención a esa parte más alta de los teatros estadounidenses que se les asignaba a los ciudadanos de color y a los marginados.

El espectáculo de María Pagés que podrá verse en el Festival de Jerez fue un encargo del Festival Cervantino de México que ha ido desarrollándose y madurando hasta que “la pandemia ha servido como de escenario e incluso de escenografía y apoyo dramatúrgico”, indicó la bailaora.

Pagés, que desde 1990 cuenta con su propia compañía y en noviembre de 2018 fundó en Fuenlabrada su Centro Coreográfico, dirige este espectáculo junto con el escritor marroquí El Arbi El Harti. En el escenario estará acompañada por Ana Ramón y Sara Corea, quienes redundan con sus voces las letras de los cantes, y una banda sonora que forma parte de su equipo habitual: Rubén Levaniegos (guitarra), Sergio Menen (chelo), David Moñiz (violín) y Chema Uriarte (percusión).

“Si algo he aprendido es que las obras no son nuevas. Se van hilando una tras otra hasta formar un todo”, explicó la bailaora. En ese todo que es la trayectoria artística es “bonito ver una coherencia, una unidad y cómo todas tus creaciones reflejan tus propias transformaciones a lo largo de la vida”. Y es que este ‘Paraíso de los negros’ está conectado a su trabajo anterior –‘Oda al tiempo’- donde “veíamos que no estábamos viviendo los mejores momentos como sociedad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios