La crítica

De la danza al flamenco

  • Sara Calero trajo un espectáculo en el que danza clásica y flamenco se dan la mano

Comentarios 1

El flamenco es una expresión musical tan rica que puede entrar en contacto con cualquier otra música sin necesidad de perder su esencia. Es cierto que no siempre se consigue mantener las líneas definitorias de nuestra cultura y por eso los llamados 'puristas' reniegan de cualquier cambio que pueda hacerse en lo que siempre se ha conocido como flamenco.

Es arriesgado por tanto venir a Jerez con una propuesta en la que se mezcla la danza clásica con el baile flamenco. A Sara Calero, protagonista indiscutible de la tarde de ayer en la Sala Compañía, no le tembló el pulso y nos trajo un espectáculo en el que estas dos músicas se dan la mano con un armonioso y exitoso resultado (más de cinco minutos de aplausos por parte del patio de butacas).

En principio parecía que 'El mirar de la maja' iba a ser un montaje infumable, aburrido y poco contundente. Todo lo contrario.

Un línea teatral sencilla con un vocabulario que va de la danza al flamenco y que expone todo su arsenal en el control del clásico enlazado con la espontaneidad flamenca.

Es ésta una producción elaborada con una iluminación de categoría, hoy sí. Cierto es que cuando en el escenario predominaba el clásico se disfrutaba más, sus movimientos cuidados nos embelesaban con una belleza sublime. Embobados nos quedábamos cuando paseaba su figura de esquina a esquina con saltos exquisitos creando estampas que ni las propias pinturas de Goya.

La elasticidad de Sara Calero es cuanto menos sorprendente. Fue el cante de Gema Caballero el que mandó en la noche, un 'quejío' poco flamenco, todo hay que decirlo. No obstante, es de agradecer que una artista sepa cantar flamenco como hizo Caballero con las alegrías y con los iniciales 'Tientos De La Rosa' de Manolo Caracol, y pasodoble.

De la danza clásica pudimos ver la interpretación genuina y brillante de 'Baja y Conde' de Imperio Argentina, en la retina de muchos durante la tarde. Intercalando sentimientos y sutileza fue transcurriendo la actuación. Al compás de unas castañuelas y con una chaquetilla torera nos cautivó sin reparos.

Hasta se atrevió a cantar la bailarina desde un balcón de arriba a dúo con Caballero. La sorpresa se sumaba a la magnífica impresión que causaban sus movimientos angélicales y su perfección en cada gesto. Terminó pintándose su piel desnuda, libre de conservadurismo y lejos de imposiciones. Mientras sonaba la tonadilla de Enrique Granados que daba nombre a la obra ("¡Mi maja! No me mires más, que tus ojos rayos son, y ardiendo en pasión la muerte me dan").

Solos en compañia

El mirar de la maja. Sara Calero

Baile: Sara Calero. Cante: Gema Caballero. Guitarra flamenca: Fernando de La Rua. Guitarra clásica: Pablo Romero Luis. Iluminación: Agnethe Tellefsen. Sonido: Sergio Sarmiento. Regiduría: África Rodríguez. Día: 02 de marzo 2014. Lugar: Sala Compañía. Aforo: 3/4 de entrada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios