DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La Crítica · Sala Compañía

La franqueza salió ganando

  • María José Franco mostró todo su potencial artístico en un espectáculo, 'Canela y Fuego', en el que no hay tiempo para aburrirse.

La bailaora gaditana María José Franco, que hace vida en Jerez desde hace años, mostró en la noche del domingo todo su potencial artístico en un espectáculo, 'Canela y Fuego', en el que no hay tiempo para aburrirse. El dinamismo en la acción mantiene al público concentrado y abierto a recibir sensaciones. Todos los detalles estuvieron cuidados. Desde la puesta en escena, muy acertada, hasta el juego de luces o el vestuario, dejando entrever la entrega que ha puesto para la ocasión.

El esfuerzo por el triunfo tuvo su encuentro al final de la gala con un respetable entregado. Contó para la ocasión con un atrás de primera, empezando por Luis Moneo, gitano cabal de La Plazuela jerezana que posee unos metales profundos e hirientes. Con la voz de éste, que protagoniza junto a la bailaora momentos de suma belleza, el espectáculo tomó una vertiente flamenca a más no poder, pues aunque a María José la hemos visto otras veces en registros distintos, lo que se vio en Sala Compañía supo a ortodoxia, autenticidad y franqueza.

Apostó fuerte y acertó. La presencia de Rosario Lazo Montoya 'La Reina Gitana' con su piano de cola impregnó el aire de música cálida. La magia se hizo presente por tangos en los que Franco conmovió con bata de cola mientras sonaban las voces de Felipa la del Moreno y Carmen Grilo. Moneo entonó entonces unos versos por trilla, algún tiento y la enlutada seguiriya que, en su voz, adquiere todo el sentido de la vida. La bailaora se dejó llevar por esos 'soníos negros' y mostró su madurez en el escenario, hecho que le da seguridad y control, arrojo y acierto.

Las guitarras de Juan Manuel Moneo y Javier Ibáñez dieron rienda suelta al clasicismo para que Carlos Merino, en la percusión, ahondara en los compases principales. Los tres formaron un gran equipo en la música del espectáculo.

Pudimos verla con abanico en una guajira 'aflamencada' bajo el título 'Oliendo a Canela'. Luego, con mantón y bata de cola, en unas alegrías bañadas con la brisa caletera a las que se sumaron algunas mirabrás y cantiñas.

Con el mantón estuvo soberbia. Entre tanto, Moneo y 'La Reina Gitana' propusieron seguir por malagueñas y soleá en versiones con poderío y talento por ambas partes. Vuelve a cambiar de vestuario María José, también la 'Reina Gitana' en una muestra de profesionalidad y cuidado.

Para finalizar, todo el conjunto salió a escena para despedir por bulerías de Jerez, con la aparición de los hijos de la artista que incluso bailaron con toda la gracia del mundo.

Baile

canela y fuego

Baile: María José Franco. Piano: Rosario 'La Reina Gitana'. Guitarra: Juan Manuel Moneo y Javier Ibáñez. Cante: Luis Moneo, Felipa del Moreno y Carmen Grilo. Percusión: Carlos Merino. Día: 21 de febrero de 2016. Lugar: Sala Compañía. Aforo: 3/4 de aforo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios