La previa

La vida de Kojima, a escena

  • El bailaor japonés estrena 'A este chino no le canto', con Poveda, David Lagos y Yerbabuena como invitados. En Paúl, Javier Patino presenta 'Oro negro'.

'A este chino no le canto' narra la experiencia vital con el flamenco del bailaor Shoji Kojima. El artista nipón estrena hoy su nueva propuesta en el Teatro Villamarta. Para ello, cuenta con la colaboración especial de Eva Yerbabuena y Javier Latorre, al baile, y Miguel Poveda, al cante. Con 76 años, Shoji Kojima sigue en activo porque "el flamenco y bailar es vivir". Y, así, con 'A este chino no le canto', continúa la senda personal de vinculación con este arte singular desde que en los años 60 quedara 'atrapado' por el encanto de compañías como la de Pilar López con Antonio Gades y la de Luisillo que llegaban a Japón.

El guión del espectáculo va narrando su historia, desde la emoción y la poesía, en diez estaciones: 'Un mundo silencioso y mágico: el latir de las olas', 'El alma herida', 'Vivir, tal vez soñar…', 'Viajando hacia dentro. El flamenco', 'A este chino yo no le canto', 'A veces, tengo miedo y tiemblo', 'Presentimiento: la mujerzuela de Cádiz', 'Soledad, misterio', 'Eternidad' y 'Luna'.

Como en otras obras estrenadas en el Festival de Jerez -'La Celestina' (2011) y 'Fatum' (2014)-, cuenta con el equipo creativo que forman el director Francisco López, el coreógrafo Javier Latorre y el músico Chicuelo. "Latorre es una persona importante en mi carrera. Desde que lo conocí hemos trabajado juntos", señala.

A las colaboraciones especiales de Eva Yerbabuena y Miguel Poveda, se suma un plantel artístico de la calidad de David Lagos, Londro, José Valencia y Enrique El Extremeño, al cante; la guitarra de Paco Jarana. En cuanto al baile, además de Kojima, Eva Yerbabuena y Javier Latorre, podrá verse en escena a Christian Lozano y Tamara López al frente de un nutrido cuerpo de baile.

El motivo de reunir a semejante plantel obedece al interés de Kojima de "disfrutar de esta experiencia con gente con la que he trabajado como Miguel Poveda y Eva Yerbabuena". Dos figuras del flamenco actual que, antaño, fueron sus invitados en espectáculos producidos por él.

"'Oro negro' es todo lo bonito que me ha pasado en mi vida". Así define el guitarrista Javier Patino su último disco, que esta tarde a las siete presenta en la Sala Paúl dentro del ciclo 'Toca Toque'. "Un disco muy pensado. Es una obra en sí misma, que tiene un hilo conductor. Una obra con mucho dinamismo", añade.

Siete años han pasado desde que el guitarrista jerezano accediera por primera vez al mundo discográfico con 'Media vida'. Y, entre el primer y segundo trabajo, ha transcurrido un tiempo de madurez en la musicalidad de su guitarra, curtida en las giras por medio mundo y formando parte de las compañías de las primeras figuras del baile.

En Sala Paúl, el peculiar sonido de Javier Patino y su 'Oro negro' reinará en perfecta armonía con la percusión de Cepillo y Raúl Botella, el saxo de Diego Villegas, el violonchelo de José Luis López y el cante de La Macanita y Jesús Méndez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios