Festival de Jerez

"Se han visto cosas tradicionales y también muy vanguardistas"

-¿Qué balance hace de esta nueva edición del Festival?

-Estoy muy satisfecha. Todos éramos conscientes de que era un año difícil, por la coyuntura económica, por cómo están las compañías, por cómo está la crisis... Nosotros traemos a mucha gente de fuera, y hombre, creo que hemos conseguido mantener el nivel, tanto de calidad como de cantidad. Hemos hecho un esfuerzo desde la Fundación por mantener el mismo número de espectáculos y actividades paralelas y luego, cada vez me sorprende más la calidad. A la gente le habrá podido gustar más un espectáculo u otro, pero el nivel que hemos visto todas las noches de baile me parece altísimo. Si ya te hablo de las actividades complementarias también, pero en general yo el baile flamenco y la danza española la veo con una salud de hierro.

-Es cierto que la crisis este año ha tenido su importancia en algunos aspectos, pero ¿sigue siendo el patrocinio privado la asignatura pendiente de este Festival?

-Este año era especialmente difícil aunque nosotros hemos tenido la suerte de contar con Cajasol en el Festival de Jerez porque si no, difícilmente hubiésemos podido mantener el nivel. Seguimos teniendo los mismos patronos, el Ayuntamiento no ha bajado nada, pero como todo el mundo hemos tenido ajustes. La entrada de Cajasol nos ha permitido mantener el nivel y eso ha sido fundamental. Yo me estoy planteando para futuras ediciones aumentar nuestros compañeros de viaje, aumentar nuestros socios con la empresa privada, pero bueno, soy optimista. Sé que estamos pasando por malos momentos pero el proyecto del Festival atraviesa un momento tan dulce que creo que con las cifras que maneja, la cantidad de medios a los que llega y la cantidad de gente a la que atrae puede ser un proyecto muy atractivo para la empresa privada en un futuro inmediato.

-Entre las novedades de este año estaba la Sala Paúl, ¿qué sensaciones le ha dejado?

-Estoy contenta. Quería abrir el Festival a otras propuestas. Por supuesto que el objetivo es que la gente venga y dé sus clases con los mejores maestros y presencie buenos espectáculos. Está hecho para extranjeros fundamentalmente y la oferta es intensa, pero bueno, con la Sala Paúl queríamos también contar con un público más local y de toda la zona. No creo que Tomasito o Los Delinqüentes hubiesen podido existir en una ciudad que no sea tan flamenca como Jerez. Son un producto de la evolución del flamenco. Como Festival de Jerez me niego a prescindir de ellos, no prescinden en el Festival de Jazz de Vitoria, en Jerez menos. El objetivo se ha logrado con ellos, con María Bermúdez, con Diego Carrasco...

-¿Qué es lo que más le ha sorprendido?

-Sobre todo que la programación que planteamos, que en principio era variada, ha sido más variada de lo que esperaba. Ha sido muy tradicional en algunos momentos y muy vanguardistas en otros. Ha habido mucha diversidad y eso los cursillistas lo han valorado positivamente. Que en una semana veas tanta variedad en el flamenco da una riqueza increíble.

-Lo que sí habría que aclarar es que éste no es un Festival Flamenco...

-Sí, eso lo he oído y creo que es desconocimiento. Este Festival ha sido siempre de baile flamenco y danza española. Además, sería una contradicción que traigamos a maestras que reivindiquen la recuperación de la danza española y la escuela bolera y luego renunciemos a las pocas compañías que hay en España que están haciendo esa escuela. Desde el principio hemos programado a Antonio Márquez, a Aída Gómez, al Nuevo Ballet Español, que ha estado con todas sus propuestas, el maestro Granero, Lola Greco... Siempre que ha habido una buena propuesta de danza española se ha incluido en la programación y si alguien no entiende que la escuela bolera ha sido la precursora del flamenco está equivocado. Como directora del Festival seguiré apostando por esas propuestas de calidad, que por desgracia son muy pocas.

-Aunque no es éste un Festival que se obsesione por los estrenos, lo cierto es que los artistas cada vez apuestan más por estrenar aquí. ¿Qué supone eso?

-Es un orgullo para nosotros. Cuando artistas como Belén Maya, Andrés Marín o María del Mar Moreno te dicen que quieren estrenar en Jerez es un lujazo y un honor. Dentro de nuestras posibilidades intentamos facilitarles lo máximo, aunque a veces, al ser el Festival de dieciséis días no podemos dar muchos días de montaje, sólo los que abran. Ha sido complicado atender a muchos estrenos, pero se ha hecho lo que hemos podido.

-Este año parece que en la ciudad ha calado de una vez este turismo flamenco...

-Por supuesto. Creo que la oferta cada vez tiene más nivel. Cada vez viene más gente que no sólo toma clases sino que también disfruta del festival y de la ciudad y eso es precioso. Espero que el año que viene el tiempo sea un poco más primaveral porque este año a los que han venido apenas han tenido la oportunidad de ver el sol.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios