Pasarela

Doña Sofía aún es clave

  • La madre del Rey sigue fiel a sus veranos en Marivent, donde sobre todo ejerce de abuela y madre Ha salido a navegar junto a don Juan Carlos en el 'Somni' con cuatro de sus nietos Los Reyes cierran su agenda

Doña Sofía se ha salido con la suya, al menos en parte. Y es que si bien sus veranos más recordados en la residencia oficial de verano de la Casa Real española no volverán (al menos previsiblemente) sí que ha conseguido naturalizar un poco la situación. Su esposo, don Juan Carlos, ha vuelto a Mallorca tras tres años sin veranear en el archipiélago balear y esta misma semana la familia al completo -excepto su hija Cristina, el marido de ésta y sus cuatro hijos, refugiados y apartados de todo en Suiza- ha protagonizado la foto más esperada; todos juntos ante los flashes durante una cena familiar en el Restaurante Flanigan de Puerto Portals. Unas horas antes, todos menos la reina Letizia habían acudido al 80 cumpleaños de la infanta Pilar y la revista ¡Hola! publica esta semana unas imágenes en la que los padres del Rey comparten una jornada en alta mar a bordo del Somni acompañados de la princesa Leonor y su hermana la infanta Sofía, doña Elena y sus dos hijos, Felipe y Victoria. Todos juntos navegaron hasta Cabrera donde disfrutaron de una referscante tarde en familia. No hay nada que adore más doña Sofía que ejercer de abuela y si bien en esta ocasión sólo pudo reunir a la mitad de sus nietos (a diferencia del 2015 en el que sí estuvieron todos) no puede mostrar su felicidad por este intento de normalidad tras unos cuantos veranos bastante turbios y atípicos.

Durante sus salidas es habitual ver a doña Sofía deshaciéndose en mimos con sus nietos, muy especialmente con la heredera Leonor, con la que guarda una especial conexión, y disfrutar de todo el tiempo que pueda junto a ellos. Al final se trata de hacer vida familiar en torno a palacio y, con mayor o menor entusiasmo, está ocurriendo. Atrás quedan esos años en los que la isla, sin la presencia de tanto paparazzi no profesional móvil en mano y con menos polémica rodeando a la familia, era el refugio de los ahora reyes eméritos y sus hijos adolescentes. Donde había tiempo para salir de compras, desayunar en el Real Club de Vela o visitar algún local de moda sin tanto objetivo indiscreto ni redes sociales de por medio.

Es por esto por lo que los reyes Felipe y Letizia decidieron poner límites a sus apariciones en Mallorca, aunque a veces intentan pegarse alguna de las escapadas privadas que tanto gustan a la Reina en locales cerrados. Las salidas con sus hijas Leonor y Sofía para el tradicional posado estival -que este año aún estamos esperando, si es que llega- se organizan estudiando hasta el más mínimo detalle para que tengan sentido y, sobre todo, no se vayan de madre.

La familia del Rey disfruta estos días de Marivent y en su agenda oficial, de momento, sólo figuran dos citas ya cerradas. La entrega de los premios de la regata de Vela 35 Copa Del Rey-Mapfre en Sas Voltes del Parc de la Mar, el próximo sábado, a cargo de Felipe VI y la recepción del monarca junto a su esposa a las autoridades y representación de la sociedad balear con motivo de la estancia estival de los miembros de la Familia Real en Palma, que tendrá lugar el domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios