Pasarela

Entre Kristen Stewart y su amante sólo hubo besos

El escarceo amoroso de Kristen Stewart sigue dando que hablar. La publicación de las fotografías de la infidelidad de la actriz a su novio Robert Pattinson con el director de su última película, Rupert Sanders, en la revista Us Weekly ha echado más leña al fuego, alimentando más si cabe la polémica. Las fotografías, donde aparecen Stewart y Sanders en actitud cariñosa y besándose dentro de un coche, coinciden con unas declaraciones de un buen amigo de la protagonista de Crepúsculo, Giovanni Agnelli, que asegura que la actriz no llegó a más con su amante y que sólo hubo besos entre ellos. "El giro que está tomando la historia es asombroso. No hubo ningún affaire en el set de rodaje pues no tuvieron ningún tipo de relación sexual", ha dicho el famoso productor a Daily Mail. Un mensaje que también ha querido transmitir a través de Twitter, donde la hollywodiense está recibiendo durísimas críticas, sobre todo por parte de la legión de fans de su ex.

Por su parte, otros tabloides estadounidenses apuntan que los celos han sido los culpables de la aventura amorosa de Kristen. Al parecer, la intérprete estaba algo enfadada con su chico por la buena amistad que éste mantiene con la también actriz Emilie de Ravin, a la que Pattinson conoció en la película Remember me en 2009 y con la que se especuló tuvo algo más de una simple amistad durante el rodaje. El británico siempre negó esta relación asegurando a su chica que entre ellos sólo existe una buena amistad. Ni que Pattinson le pidiera matrimonio terminó de convencer a Stewart que, cabreada, pudo caer en las redes del director de su película, con el que este verano ha viajado bastante debido a la promoción de Blancanieves y la leyenda del cazador.

Todos estos comentarios están afectando bastante a la expareja que intenta retomar su vida. El actor ha pedido a la que fuera su novia que deje la casa que ambos compraron en Los Ángeles, un inmueble valorado en seis millones de dólares. Algo a lo que ella ha accedido. Ahora bien, donde parece que no van a llegar a ponerse de acuerdo es en los cuidados del perro que adoptaron en común hace unos meses, Bear, que ahora es el principal causante de sus disputas. Los dos quieren quedárselo y van a hacer lo que sea por conseguirlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios