Pasarela

Beatriz de York, sin boda y con su suegra

  • La hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson hubiera dado este viernes el 'sí quiero' a su prometido, Edoardo Mapelli, si no hubieran tenido que aplazar la boda debido al coronavirus.

La princesa Beatriz de York. La princesa Beatriz de York.

La princesa Beatriz de York. / Efe

Este viernes estaba previsto que Reino Unido acogiera una nueva boda de los Windsor, la de la princesa Beatriz de York con Edoardo Mapelli. Aunque finalmente el coronavirus ha hecho que los planes se vinieran abajo, desde el anuncio del compromiso los problemas han acompañado a la pareja y los preparativos del enlace, haciendo que algunos lo calificaran como "maldito". Primero, debido a que el escándalo Epstein salpicó, y de qué manera, al padre de la novia, el príncipe Andrés. Segundo, la oposición de la reina Isabel a que se celebrara en Italia, tierra natal del novio. Y, por último, las numerosas incógnitas y debates en los medios sobre la conveniencia de que asistieran ciertos invitados.

Beatriz y su prometido, Edoardo Mapelli. Beatriz y su prometido, Edoardo Mapelli.

Beatriz y su prometido, Edoardo Mapelli. / Efe

Todo quedaba zanjado a mediados de abril cuando los novios anunciaron la cancelación de la boda, sin otra fecha prevista por el momento. Beatriz y Edo quieren celebrarla cuando todas las personas que quieren tener a su lado en su gran día puedan estar. Y, de momento, la imposibilidad de viajar entre países hace que Edo no pueda tener con él a gran parte de su familia. Así que la pareja prefiere esperar unos meses y así asegurarse de que todos los invitados que habían previsto desde el principio puedan asistir.

La hija del príncipe Andrés y Sarah Ferguson tiene fijado su domicilio en un apartamento ubicado en el palacio de St. James, el mismo lugar en cuya capilla hubiera dado este viernes el 'sí, quiero' a su prometido. Pero su propia madre ha confesado que el confinamiento no lo está pasando allí sino con su pareja y con la madre de Edo, Nicola Williams-Ellis. La casa en la que viven es una villa rural situada cerca del condado de Oxfordshire, en la localidad de Chipping Norton, que pertenece a Nikki y que la prensa británica valora en más de un millón y medio de libras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios