Marta Luisa: la princesa espiritual

Familia real noruega

La primogénita de los reyes Harald y Sonia cumple 50 años y la casa real de Noruega distribuye nuevas fotos suyas.

Aunque pudo ser la heredera, nunca ha sido muy afín a la vida en palacio y va de polémica en polémica.

Marta Luisa de Noruega, en una imagen reciente.
Marta Luisa de Noruega, en una imagen reciente. / Getty
F.D.

22 de septiembre 2021 - 18:41

Cuando nació en 1971 la ley sálica aún estaba vigente en su país. Cuando en 1990 se modificó, ella descartó convertirse en la heredera al trono. La princesa Marta Luisa de Noruega, que este miércoles cumple 50 años, ha asegurado en una entrevista a la televisión pública NRK que el suicidio de su ex marido la ha hecho más fuerte y que cree que puede superar cualquier problema.

La princesa Marta Luisa, en una de las fotos de su posado oficial por su 50 cumpleaños.
La princesa Marta Luisa, en una de las fotos de su posado oficial por su 50 cumpleaños. / Instagram

"Creo que todos sentimos que podemos afrontar cualquier cosa, porque nos pasó lo peor que te puede pasar. Siento que confío más en mí misma, siento que puedo con cualquier cosa que me mande la vida", dijo la primogénita de los reyes Harald y Sonia.

Marta Luisa con su entonces esposo, Ari Behn, en la boda de Victoria de Suecia.
Marta Luisa con su entonces esposo, Ari Behn, en la boda de Victoria de Suecia. / Efe

Ari Behn, que se quitó la vida la Navidad de 2019 a los 47 años, estuvo casado con Marta Luisa de 2002 a 2017, cuando protagonizaron el primer divorcio de la casa real noruega en dos siglos. Juntos tuvieron tres hijas: Maud Angelica, de 18 años; Leah Isadora, de 16, y Emma Tallulah, de 12.

Con sus tres hijas, fruto de su matrimonio con Ari Behn.
Con sus tres hijas, fruto de su matrimonio con Ari Behn. / Gtres

"Está muy bien cumplir 50 años. Mi padre dice que la edad es solo un número, y él tiene más experiencia que yo. Dice que me quedan muchos años buenos, así que le creo", asegura.

Recién nacida, en brazos de sus padres, los reyes Harald y Sonia de Noruega.
Recién nacida, en brazos de sus padres, los reyes Harald y Sonia de Noruega.

Nada apegada a la vida de palacio, en una entrevista en la revista Insider desveló que cuando le plantearon con 15 años convertirse en reina en el futuro, no mostró el más mínimo interés. "Es mucha presión y realmente es una vida que debes elegir y comprometerte al cien por cien. Estoy muy feliz de que mi hermano (Haakon) sea el siguiente en la fila y esté haciendo un trabajo increíble. Está concentrado en todas las cosas correctas". Hablando sobre el mismo tema, en 2016, llegó a asegurar: "Como decía mi abuelo, el rey Olav V, no se puede apostar por un caballo cuando ya ha comenzado la carrera, así que acepto lo que sucedió y no me importa".

Marta Luisa ríe el día del anuncio oficial de su compromiso con Ari Behn, el 13 de diciembre de 2001.
Marta Luisa ríe el día del anuncio oficial de su compromiso con Ari Behn, el 13 de diciembre de 2001. / Efe

Polifacética, independiente y poco convencional, ha trabajado en varias ocupaciones. Una de sus aficiones, los caballos, la llevó a competir y viajar por el mundo. Posteriormente, cursó Fisioterapia, estudios poco comunes para un miembro de la familia real. También fue presentadora de un programa infantil donde leía cuentos tradicionales e incluso llegó a grabar un disco con un coro de góspel de Oslo que alcanzó el número 3 en las listas de éxitos del país. También ha escrito varios libros.

La familia real noruega casi al completo en el 75 cumpleaños de los reyes Harald y Sonia el 31 de mayo de 2012.
La familia real noruega casi al completo en el 75 cumpleaños de los reyes Harald y Sonia el 31 de mayo de 2012. / Efe

Marta Luisa se ha visto envuelta en varias polémicas, como cuando fundó con una amiga una escuela para promover el "contacto" con los ángeles, a la vez que alardeaba de tener poderes sobrenaturales. La más reciente tiene que ver con su relación amorosa con el chamán estadounidense Durek Verret -guía espiritual de famosos-, revelada en mayo de 2019, días antes de iniciar una gira de charlas que recibió duras críticas y la llevó a anunciar luego que dejaría de usar su título con fines comerciales.

Con el chamán Durek Verret, su actual pareja, las últimas navidades.
Con el chamán Durek Verret, su actual pareja, las últimas navidades. / Efe

"He tenido que romper con las expectativas y los límites y abrir un nuevo camino. Hay muchos que me acompañan en el proceso de mi vida, en lo bueno y en lo malo", afirma Marta Luisa. Sostiene que cuando habló de su "viaje espiritual", muchos se sorprendieron y la rehuían porque la creían una "loca", pero que esa percepción fue cambiando "de forma lenta pero segura". "Unir el rol de princesa con lo que sentía que era es un proceso que ha transcurrido toda mi vida y continúa todo el tiempo. Espero que mi viaje haya ayudado a otros a no ser tan maltratados", señala.

Marta Luisa, en su adolescencia.
Marta Luisa, en su adolescencia.

La princesa noruega, que acaba de publicar un libro sobre calceta, aplazó una posible mudanza a Estados Unidos con sus hijas, anunciada en abril, para estar más cerca de Verret, al que apenas ha podido ver en los últimos meses por las restricciones de viajes provocadas por la pandemia de coronavirus. "Ahora mismo no planeo mudarme. Todo cambia constantemente con el covid-19 y uno no tiene ni idea de qué pasa de un día para otro. Ahora estoy en Noruega. Veremos qué depara el futuro", afirma.

stats