Meteorología

El pasado mes de diciembre, el más seco desde el año 1994

  • Según Aemet, en Jerez cayeron solamente 10 litros por metro cuadrado

  • La media habitual en este mes de diciembre es de 109 litros

Una imagen del embalse de Arcos tomada en la jornada de ayer. Una imagen del embalse de Arcos tomada en la jornada de ayer.

Una imagen del embalse de Arcos tomada en la jornada de ayer. / Ramón Aguilar

El recién finalizado mes de diciembre ha sido uno de los más secos de los últimos años en Jerez. Así se desprende de la serie histórica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el aeropuerto jerezano, donde se han registrado únicamente 10 litros por metro cuadrado en este periodo.

Para encontrarnos una cifra similar hay que retrotraerse en el tiempo hasta 1994, cuando en el mes de diciembre sólo cayeron 8,4 litros.

Los meteorólogos hablan de un mes de diciembre muy seco. No hay nada más que mirar la media habitual de este periodo, que se sitúa en 109.5 l/m2 (1981-2010) para comprobar la escasez de precipitaciones.

Desde que se tienen datos registros en el aeródromo jerezano, 1946, éste ha sido uno de los meses más secos. Sólo en 1956, cuando cayeron 9,8 litros; 1974, con 3,3 litros; 1980, con 2,6; 1985, con 2,5 (el más seco desde que se tienen datos); 1963, con 6,9 y 1994, con 8,4, fueron más secos que el pasado diciembre.

Por contra, el más lluvioso de las estadísticas históricas es 1996, cuando se alcanzaron en este mes 608 litros por metro cuadrado. Fue éste un año especialmente intenso en cuanto a precipitaciones, toda vez que en todo en estos doce meses se registraron en Jerez más de 1.400 litros, todo un récord.

Otros meses de diciembre cuantiosos fueron 2009, con 279 litros por metro cuadrado; el de 1987, cuando cayeron 248 litros; 1989, con 231 y el del año 2000, con 219 litros.

Un 2018 muy lluvioso

El 2018 finalizó pues con una precipitación acumulada de 701,4 litros por metro cuadrado, es decir, hubo un 24% más de lluvias que la media habitual. Evidentemente, este plus, que le hizo ser el más húmedo desde 2010, se sustentó principalmente en un intenso mes de marzo, con más de 250 litros por metro cuadrado, y un abril en el que casi se rozaron los 50 litros. Tanto es así que la pasada primavera resultó ser la segunda más lluviosa del histórico de Aemet. Sólo la de 1971 la superó.

El tramo final del año, concretamente el otoño, también fue especialmente húmedo, sobre todo octubre y noviembre, con una serie de borrascas consecutivas que acumularon más de doscientos litros.

A nivel de precipitaciones resultó llamativo el número de días de lluvias apreciable, cuya media habitual es de 68 días y donde se llegó a las 110.

Los embalses, al 65% 

Las lluvias de octubre y noviembre y el acumulado de la primavera anterior ha hecho que a día de hoy los embalses de la provincia se encuentren al 65,5%.

De ellos, el de Guadalcacín, que cuenta con mayor capacidad, está al 61%, un dato muy diferente a como se encontraba el pasado año a estas alturas, cuando estaba al 42%.

Lo mismo ocurre con el de Zahara-El Gastor, que se encuentra al 76%; el de Bornos, que está al 62%; o el de Los Hurones, que alcanza el 62,5% de su capacidad. El de Arcos, por su parte, se encuentra al 91%.

De momento, en lo que llevamos de enero la lluvia sigue sin aparecer, si bien, los partes meteorológicos de esta semana que empieza hablan de posibles chubascos en la jornada del jueves, aunque aparentemente escasos. Hay que recordar que el mes de enero es, estadísticamente hablando, en el que las precipitaciones se hacen notar, con una media que ronda los 38 litros por metro cuadrado. El pasado año, por ejemplo, cayeron 22.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios