Tráfico aéreo

Jerez, un aeropuerto que aún no se ha recuperado de la pandemia del covid

Un avión de Air Nostrum aterrizando en el Aeropuerto de Jerez. Un avión de Air Nostrum aterrizando en el Aeropuerto de Jerez.

Un avión de Air Nostrum aterrizando en el Aeropuerto de Jerez. / Miguel Ángel González

Escrito por

· E. M. Cañas

Redactor

2024 no está siendo tan buen año para el Aeropuerto jerezano como se esperaba inicialmente, al menos en su primer cuatrimestre. En abril registró un volumen de pasajeros ligeramente inferior al de 2023 y, aunque aún sigue en el acumulado desde enero con mejores dígitos que los del pasado ejercicio, las principales rutas del aeródromo no solo siguen lejos de alcanzar los registros prepandemia sino que han empeorado respecto al ejercicio anterior.

Este lunes, la gestora de infraestructuras aeroportuarias, Aena, publicó las estadísticas del tráfico aéreo de abril. En ella, se recoge que por el aeropuerto jerezano pasaron durante el pasado mes 88.142 pasajeros, un 0,8% menos que en 2023. De este modo, en el primer cuatrimestre se ha alcanzado la cifra de 228.552 viajeros, 528 más que en el mismo periodo de 2023. Estas cifras siguen lejos de los 272.000 que tuvo el aeródromo jerezano en los cuatro primeros meses de 2019.

Sin embargo, en este 2024 se está produciendo una disminución del número de pasajeros de las rutas comerciales regulares que operan en el Aeropuerto. Eso sí, ha podido salvar los muebles, al menos por ahora, gracias a las conexiones comerciales no regulares, especialmente a una serie de vuelos que se produjeron entre los meses de febrero y abril entre el aeropuerto danés de Billund y Jerez que trajeron a la provincia a más de 3.100 nórdicos.

Además, se mantuvieron también los vuelos desde Reikiavik que trasladaron a casi 2.000 turistas islandeses, una cifra similar a la de 2023. Y Tui fletó varios vuelos chárter desde distintas ciudades alemanas (Leipzig, Hannover, Bonn y Fráncfort) durante el pasado mes que se sumaron a las conexiones regulares que tiene habitualmente durante la primavera y que movieron a unos 2.000 pasajeros extra.

De este modo, de los algo más de 228.000 viajeros contabilizados en el primer cuatrimestre en el Aeropuerto jerezano, unos 215.000 lo hicieron en vuelos regulares, un 2,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. Y, claro está, es un registro muy inferior a los 262.000 contabilizados en el arranque de 2019.

Empeora Madrid, mejora Barcelona

Tras un inicio de 2023 donde la terminal jerezana logró que el tráfico de vuelos comerciales regulares nacionales se situara por encima de las cifras de 2019, en este 2024 se ha producido un descenso del 4,6%, y eso a pesar de que ha habido más operaciones que antes de las registradas antes de que se iniciara la crisis sanitaria.

La bajada se ha producido fundamentalmente en la conexión que más pasajeros mueve por la terminal jerezana: Madrid. Así, entre enero y abril se contabilizaron 72.934 viajeros, un 13% menos que en 2023. En el ya lejano 2019, esta ruta movió en el primer trimestre a algo más de 95.000 viajeros.

Se da la circunstancia de que durante los cuatro primeros meses del año se programaron más operaciones que en el mismo periodo de 2023 (761 frente a 667). Sin embargo, movieron a menos pasajeros ya que Iberia ha optado porque esta ruta sea cubierta en la mayoría de las ocasiones por aviones de Air Nostrum, que fleta unos Bombardier CJR-1000 con capacidad máxima para 100 personas, un número inferior a los Airbus que suelen usarse en otras conexiones. De hecho, de las 761 operaciones, 643 fueron operadas por la franquiciada de Iberia cuando en 2023 solo hizo 82 en estos cuatro meses.

A esta bajada se suman también otras dos causas. La primera es que también decreció ligeramente los viajeros que volaron entre Jerez y Palma de Mallorca (un 1,3% menos, aunque sigue con dígitos superiores a los de 2019). Y la segunda es que aún no se ha reprogramado la ruta con Bilbao —Vueling no tiene previsto retomarla hasta finales de junio—.

En cambio, estas caídas contrastan con el notable incremento que está teniendo la ruta entre Jerez y Barcelona, que ha crecido exponencialmente tras la pandemia (en el primer cuatrimestre hubo 354 operaciones comerciales, 30 más que en 2019). El número de viajeros que volaron entre ambos aeropuertos fue de 57.412, un 7,1% más que en el año anterior. Y a ello se une que también mejoraron sus registros las dos rutas con las Islas Canarias (Tenerife Norte y Las Palmas), operadas por Binter.

Las conexiones con Alemania

Ahora bien, al Aeropuerto de Jerez aún le queda mucho tráfico por recuperar de las conexiones regulares fuera del país, aunque mejoró sus cifras respecto a las del año pasado. Entre enero y abril, los vuelos internacionales movieron a 53.627 viajeros, un 2,9% en comparación con 2023. Sin embargo, en 2019 se habían superado los 92.000 pasajeros en este primer cuarto del año.

Como es habitual, Alemania sigue siendo el mayor mercado de la terminal jerezana al suponer el 86,1% del tráfico internacional. Sin embargo, el número de operaciones comerciales regulares continúa siendo muy inferior a las de 2019 (278 frente a 499). 

Las conexiones desde Düsseldorf ya mueven casi tantos pasajeros como antes de la pandemia, al igual que los vuelos desde Hannover, Múnich y Stuttgart. En cambio, queda mucho por recuperar con Francfort (en 2019 había conexiones tanto con su terminal internacional como con Hanh) y Hamburgo.

También creció el volumen de pasajeros en las conexiones con Luxemburgo y Bruselas, que volvieron a la programación en abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios