Jerez

Andalucía, España y la humanidad

Andalucía, España y la humanidad Andalucía, España y la humanidad

Andalucía, España y la humanidad

El 20 de febrero se celebró en el madrileño teatro de 'La Latina' el día de Andalucía, en un acto al que asistieron políticos, artistas y demás andaluces afincados en la comunidad de Madrid.

No sé si será porque soy hijo de la LOGSE, y ahora que la semana va de himnos, conviene recordar que los nacidos en el 'Estado de las Autonomías' cantábamos en el colegio, el de Andalucía, todas las vísperas del 28-F. O porque he nacido, hecho la Primera Comunión y alcanzado la mayoría de edad en una ciudad, Jerez de la Frontera, gobernada por el "último andalucista vivo". Pero a mí el himno de Andalucía me gusta cantarlo.

Y por encima de todas las demás, la frase de la letra 'Infantiana' que siempre he cantado a pleno pulmón es la que cierra el estribillo ideado por el notario casareño: "¡Sea por Andalucía Libre, España y la Humanidad!" Y es que el andalucismo no es más que una expresión de españolidad elevada a la máxima potencia. Porque España en el extranjero, pese a quien le pese, es Andalucía. Y la esencia de nuestra milenaria tierra no puede estar mejor custodiada que por sus hijos andaluces, los más orgullosos de todos, y los únicos sin complejos incurables, que acechan con desestabilizar lo que tanto nos ha costado construir.

Ya olvidados los años en el Colegio La Salle de Antona de Dios, este martes pude volver a cantar mi estribillo andaluz favorito, en un entorno bien diferente: el teatro madrileño de 'La Latina', donde el pasado martes día 20 la Junta de Andalucía, a través de su oficina en la Comunidad de Madrid, dirigida por la activa Candela Mora, celebró la fiesta del 28 de febrero, en torno a una reunión de andaluces afincados en la Villa de Madrid y sus contornos.

A esta convocatoria andaluza acudieron distintas personalidades de todos los ámbitos imaginables, desde la actriz Macarena Gómez, reconocida por el gran público por su papel en 'La que se avecina'; la bailaora Cecilia, también Gómez; el presidente de los Jerezanos de la Diáspora, Michi Primo de Rivera, y el embajador de Reino Unido en España, Simon Manley, que me gustaría imaginar que fue allí en representación de la 'colonia' gibraltareña, que por más que digan los tratados internacionales firmados hace centurias - el acento les delata -, a los 'llanitos' les toca también celebrar nuestro día y cantar aquello de "por España y la humanidad".

El acto fue presentado por la televisiva Irma Soriano y presidido por Manuel Jiménez Barrios, a la sazón vicepresidente de la Junta de Andalucía. Irma, por su peinado y atuendo, muy distinto al que nos tenía acostumbrados en sus tardes de Canal Sur, parecía que en cualquier momento se iba arrancar con el "Happy Birthday…" -por bulerías imagino-, que popularizó la protagonista de 'Con Faldas y a lo Loco'. Pero como ni Irma es Marilyn, ni Jiménez Barrios es Kennedy, al final no se animó.

Pero lo podría haber hecho perfectamente, porque los andaluces sí que estamos de cumpleaños. Hace apenas un par de meses, el 4/12/2017, se cumplieron 40 años de las manifestaciones en nuestra tierra por la "igualdad entre españoles", que desembocaron en el acceso de Andalucía a la autonomía en las mismas condiciones que aquellos que ahora hablan de solidaridad, pero que hace tiempo que olvidaron su real significado.

La igualdad entre españoles fue el tema principal del discurso de Jiménez Barrios. La mano derecha de Susana Díaz atinó afirmando con la brillantez de lo simple que los andaluces "no queremos ser mejores -en cuanto a derechos-, pero tampoco peores" que el resto de nuestros compatriotas. En este sentido dio aviso a navegantes advirtiendo a aquellos que "intenten buscar privilegios" que Andalucía "siempre estará vigilante para garantizar la igualdad como principio inamovible". Ya que, según dijo, "sólo así tendremos una España unida, saludable y con esperanza de futuro". No sabemos cómo sentaría esta claridad a sus compañeros de partido de más allá de Despeñaperros, especialmente, a los recientemente entronados en Ferraz. Difícil futuro el que nos espera.

Para cerrar el acto, y tras cantar nuestro himno como corresponde, pudimos disfrutar de la magnífica actuación del Ballet Flamenco de Andalucía -que estará el 4 de marzo en el Villamarta con motivo del Festival de Jerez, se lo recomiendo-, que nos deleitó con un fragmento de su espectáculo 'Aquel Silverio'.

Y es que, en Andalucía, les guste o no les guste a los demás, tenemos arte de sobra para toda España y, si nos ponemos, hasta para la humanidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios