Jerez

Aparece uralita y fibra de vidrio en los tejados de la comisaría

  • Solicitan la paralización de los trabajos de reparación por riesgo para la salud

Imagen de los destrozos causados al desplomarse uno de los techos rasos de la comisaría de Jerez. Imagen de los destrozos causados al desplomarse uno de los techos rasos de la comisaría de Jerez.

Imagen de los destrozos causados al desplomarse uno de los techos rasos de la comisaría de Jerez.

Un sindicato policial ha solicitado la paralización inmediata de las obras de reparación que se llevan a cabo en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía ubicada en la plaza del Arroyo. El motivo es la aparición durante las tareas de derribo de las cubiertas del piso superior de una serie de elementos que se consideran altamente tóxicos tanto para los propios funcionarios policiales como para los trabajadores que allí trabajan acometiendo la demolición parcial.

Así, según pudo saber este medio, en el transcurso de una visita a las instalaciones policiales responsables del sindicato policial Confederación Española de Policía (CEP) se perc ataron de que tras la demolición de los techos de la planta superior apareció "un revestimiento de fibra de vidrio que cubre la totalidad de las estancias afectadas por el derribo de los techos a consecuencia de las grietas aparecidas". Igualmente dicha central sindical apuntó que los trabajadores, una vez que retiraron una de las placas de fibra de vidrio para conocer el estado del techo observaron cómo éste está compuesto por una placa de cemento y amianto (popularmente conocida como uralita)".

Una central sindical insta a que funcionarios y obreros sean trasladados

Según los responsables sindicales, "el amianto es una sustancia muy peligrosa que produce asbestosis (una fibrosis pulmonar que puede resultar letal), mesotieloma (tumor en la pleura) y diversos tipos de cáncer, sobre todo el de pulmón".

En la carta que han dirigido a sus superiores, los funcionarios policiales indican que "el mal se introduce en el cuerpo humano por inhalación de partículas en suspensión, de briznas de este material, poniendo por tanto en grave riesgo la integridad de los trabajadores". Además reseñan que la fibra de vidrio en forma de polvo o fibras puede provocar irritación de ojos, nariz, piel y garganta. A este respecto indican que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer ha clasificado la lana de vidrio como posible cancerígeno en humanos.

Por todo lo referido la CEP ha solicitado a instancias tales como el comisario jefe de la comisaría de Jerez del Cuerpo Nacional de Policía, el comisario principal de la comisaría provincial así como al presidente del comité de Seguridad y Salud de la Jefatura Superior de Sevilla que se acometa "la paralización inmediata de la obra de demolición, así como que se proceda al estudio de los materiales denunciados y se proceda posteriormente a la retirada de las placas de fibrocemento y de fibra de vidrio, así como a la reubicación de los funcionarios que desempeñan allí su jornada laboral".

La solicitud de esta central policial ha sido rubicada por Manuel Moscoso, funcionario del Cuerpo Nacional de Policía destinado en la comisaría de El Puerto que es a su vez delegado de Prevención de Riesgos Laborales de Andalucía Occidental de la CEP.

Como es sobradamente conocido, la comisaría se encuentra a la espera de trasladarse a su nueva sede, ubicada en un moderno edificio actualmente en construcción en la antigua rotonda de la cárcel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios