Jerez

Aportan nueva fecha y autoría al palio y el manto del Mayor Dolor

  • Los investigadores José María Lobo y Antonio de la Rosa documentan los bordados del paso

Comentarios 5

Si hace unos días, este Diario se hacía eco de que la investigadora Silvia María Pérez González había datado en 1414 el nacimiento de la Hermandad del Mayor Dolor y demostraba así que la entidad no celebraría ahora sus 525 años, ahora llueven más novedades en torno a la cofradía. Anoche, y dentro del ciclo de conferencias 'Jueves Culturales', organizado por dicha hermandad, se disertó en el Obispado sobre 'El patrimonio Artístico de la Hermandad'. La conferencia estuvo dividida en dos partes, analizándose primero la imaginería de la cofradía por el doctor José Manuel Moreno Arana, y a continuación los investigadores José María Lobo y Antonio de la Rosa profundizaron en su patrimonio, y se centraron en los bordados del palio.

Fue ahí donde aportaron nuevos datos, tanto en la fecha de ejecución del palio, como en la autoría del manto. Hasta ayer, la fecha que se daba era la de 1903, cuando Juan Manuel Rodríguez Ojeda bordó el palio y manto para la hermandad sevillana de San Bernardo, siendo vendido después al Mayor Dolor el 6 de abril de 1927. De esta forma, los citados investigadores desmontaron con numerosos documentos esta teoría. Según el libro de actas de la Hermandad de San Bernardo con fecha de 18 de febrero de 1912 se narra el estreno de un nuevo palio. Sobre su autoría, en el mismo archivo, el 12 de febrero de 1914 lo aclaraba así: "El Sr.

Ariza da cuenta de una demanda entablada contra esta Corporación por don Juan Manuel Rodríguez Ojeda, en reclamación de 4.500 pesetas, resto del palio confeccionado a dicha Cofradía para el paso de la Stma. Virgen (…)". "De esta forma. se confirma el dato ya conocido, que para las caídas interiores se utilizaron unas primitivas de 1881 elaboradas por la insigne bordadora Patrocinio López", apunta De la Rosa.

Pero la sorpresa llegó cuando se habló del manto atribuido hasta ese momento a Rodríguez Ojeda. De la Rosa y Lobo sacaron a la luz documentos que desmentían que esta magnífica pieza del bordado la realizara el bordador sevillano. A través de un estudio cronológico, hay que remontarse a 1884 cuando la cofradía sevillana estrena un manto conocido como el "de las manzanas" realizado por las señoritas Cuadra. En 1906, las actas desvelan que hay numerosas reformas en el palio y

aparece que trabaja en el manto y los faldones Concepción Requena. Centrados en dicha noticia se cree que sería una restauración del manto de las manzanas, ya que en el libro de actas del 18 de febrero de 1912, se señala: "(…) la imprescindible necesidad de proceder este año a la limpieza del manto de la Stma. Virgen que, por estar en mal estado y porque sería de buen efecto en el presente año toda vez que ha de estrenarse un entero palio". Con este documento los investigadores confirmaron que Requena en 1906 "tuvo que hacer una restauración, ya que no era lógico que con seis años, ya presentará un mal estado. En 1920 la Cofradía ya pensaba en cambiarlo, siendo dos años más tarde cuando el conocido taller de Olmo acometerá su restauración, dándole el aspecto que hoy conocemos", comentan los investigadores. Aquí se aportó el dato obtenido de La Unión de 12 de abril de 1922 donde se dice: "(…) el manto no es nuevo, pero sus bordados han sido pasados a otro terciopelo, a la vez que repasados sus dibujos con arte y gusto por don José de Olmo". Confirmado por el libro de cuentas con un pago de 13 de junio del citado año a Olmo de 500 pesetas por el resto del manto.

La conferencia finalizó con el análisis de los numerosos documentos y concluyó con que el palio fue estrenado en 1912, obra de Juan Manuel Rodríguez Ojeda, y se utilizaron para las caídas interiores las realizadas por Patrocinio López en 1881. Ambos autores apuntan que sobre el manto se atribuye al taller de Olmo, "el cual aprovechó los bordados antiguos de Cuadra de 1884, restaurados por Requena en 1906. Este estudio confirma la categoría de los bordados que posee la Hermandad del Mayor Dolor, teniendo a Patrocinio López, Rodríguez Ojeda y Olmo, como sus autores, tres apellidos que escribieron su nombre con letras de oro en la historia del bordado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios