Jerez

Asaja-Cádiz critica la modificación de los requisitos de las Comunidades de Bienes y Sociedades Civiles

El presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, en el centro de la imagen.

El presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, en el centro de la imagen.

Asaja-Cádiz lamenta que se cumplieran sus predicciones: el Gobierno de España deja fuera de la PAC a muchas explotaciones agrícolas "al modificar con nocturnidad y alevosía los requisitos de las Comunidades de Bienes y Sociedades Civiles". El presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, ha criticado "el varapalo asestado al sector agrícola y ganadero, y en concreto, a los pequeños y mediados profesionales, con los cambios introducidos a última hora".

En el apartado de Comunidades de Bienes y Sociedades Civiles, el Gobierno Central pretende ahora dejar fuera de la PAC a estos pequeños y medianos agricultores y ganaderos “para el cumplimiento de los requisitos para ser considerados Agricultor Activo”, por lo que ya no se mirará el CIF como ahora “y se mirará a cada comunero de la Comunidad de Bienes, por lo que, si los socios no cumplen los requisitos, se quedan fuera”.

Gallardo ha manifestado que desde la asociación gaditana “ya intuíamos este volantazo” y por eso “advertimos sobre cuestión e informamos en las Jornadas Técnicas y Charlas monográficas sobre la nueva PAC, que venimos celebrando desde el pasado mes de septiembre: donde existía el riesgo de que a las Comunidades de Bienes se les exigiera el cumplimiento de la definición de agricultor activo a nivel de comunero”.

La clave de este nuevo problema es que, con la actual PAC, para cumplir con la figura de Agricultor Activo, ahora se venía pidiendo que al menos el 20% de los ingresos agrarios procedan del mercado y ahora con la nueva definición se va a exigir que al menos el 25% de los ingresos totales deben ser agrarios.

Asaja Cádiz recuerda y advierte de la importancia de las Comunidades de Bienes y Sociedades Civiles, que es una figura jurídica muy extendida y que no son más que la unión de varios agricultores, en muchos casos familiares, para poner en común sus activos.

Sin embargo, con este cambio de última hora ya no se quedaría fuera solo quien no cumpla los requisitos, “sino todos los miembros de la Comunidad”. Por ello, “muchos agricultores y ganaderos, sobre todo los pequeños y medianos, que tienen también ingresos al margen de su explotación, pero vinculados al medio rural”.

Oídos sordos a los ecoesquemas

Además, el Ministerio sigue obviando todas peticiones de ASAJA Cádiz que, entre otras medidas, proponían vincular los ecoesquemas a las actuales regiones productivas. De no hacerlo provocará “una tasa plana encubierta y un descalabro económico” además de “un trasvase de ayudas que irán desde el esfuerzo de nuestros agricultores a otros que no han generado ni una agricultura productiva ni una agricultura generadora de empleo”.

Por ello, desde Asaja-Cádiz se insta al Ministerio de Agricultura a reconsiderar la configuración de las regiones productivas, “que pasan de 50 a 20” y de los ecoesquemas, las dos medidas más importantes del Plan Estratégico Nacional de la PAC. Este diseño perjudica “gravemente” a los agricultores y los ganaderos. “Sólo en Andalucía perderán 500 millones de euros si el Gobierno Central no contempla en su propuesta final las demandas que en el último año han trasladado todas las organizaciones representativas del campo andaluz”.

El Plan Estratégico propuesto por el Ministerio de Agricultura “complica y enmaraña aún más la gestión técnica y económica de las explotaciones agrarias, alejando de la simplificación administrativa anunciada y que tanto necesita el sector”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios