DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

EDUCACIÓN

Bienvenido "Jinete Azul"

A pesar de la crisis, hay quienes son capaces de embarcarse en una empresa en la que creen. Es el caso de quienes están detrás de una nueva editorial: El Jinete Azul. Es así como nos cuentan el porqué del nombre elegido:

"El Jinete Azul es el título de un cuadro que el pintor ruso Vasili Kandinsky realizó en 1903, pero también es el nombre de una publicación, El almanaque de El Jinete Azul, redactado por él y por Franz Marc, y verdadero manifiesto de aquellos artistas que constituían uno de los grupos de creadores de la vanguardia europea. (…). La Primera Guerra Mundial (1914-1918) impidió que una segunda entrega de este almanaque pudiera publicarse, aun así, hoy en día sigue constituyendo uno de los textos decisivos en el pensamiento artístico del siglo XX. En homenaje a todos ellos, especialmente al maestro ruso, profesor años más tarde de la Escuela de Bauhaus, esta pequeña editorial se llama El Jinete Azul, y este libro El almanaque infantil de El Jinete Azul."

Aquí hace referencia a un libro pequeño en tamaño y enorme en contenido, en edición no venal (no está a la venta) con carácter, por tanto, promocional y de delicado regalo. Pero si no "nos llega", podemos disfrutar todos accediendo a la web de la editorial (www.edicioneseljineteazul.com) y picando en "noticias" y luego en la que hace referencia a "El almanaque…", para encontrarnos con cada una de las páginas donde: a la izquierda aparece el nombre del autor o autora (por orden alfabético de sus apellidos) y a la derecha su interpretación de ese jinete, ese caballo o de ambos, su homenaje y contribución a esta pequeña editorial (por reducido catálogo ahora mismo) llamada a dar mucho de qué hablar.

Y es que hay tres aspectos a tener en cuenta: por un lado la intención de editar obras ya publicadas en el extranjero, que consideren de interés para los lectores de español, de una orilla y de la otra; por otro la apuesta por la producción nacional a la que darán mucho peso; y, junto a esto, el recuperar obras clásicas de escritores e ilustradores como ya han hecho con "Historia de un erizo" y "Yo las quería".

Pero también por los géneros: novela, álbum, poesía…; porque la producción tiene ese amplio espectro que da la calidad de las obras: para pequeños y para mayores a la vez; y porque se detecta una clara intención de ofrecer algo distinto, algo nuevo, conjugándolo con lo clásico. Sin ir más lejos el libro El encuentro comentado ya la semana pasada.

José García Oliva. Especialista en literatura infantil y juvenil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios