Educación

CGT solicita que la vuelta a las clases se retrase a finales de enero

  • El sindicato cree que las cifras de contagios por coronavirus aconsejan aplazar el regreso

  • CSIF pide medidas para ventilar las aulas ante la ola de frío

Un aula de un colegio con productos desinfectantes. Un aula de un colegio con productos desinfectantes.

Un aula de un colegio con productos desinfectantes.

El sindicato CGT ha solicitado a la Delegación Territorial de Salud y Familias y a la Delegación Territorial de Educación de Cádiz el retraso de la vuelta a las clases para finales de enero uniéndose así a las demandas de la Junta de Personal Docente no Universitaria, el Consejo Escolar Municipal de La Línea y la Comunidad Educativa de la provincia en general.

Ante las "temibles cifras de incidencia del Covid-19 en la provincia de Cádiz, muy especialmente en la zona del Campo de Gibraltar y en concreto en la localidad de La Línea pero también en otras zonas de la provincia", CGT Enseñanza de la provincia de Cádiz quiere transmitir su "intranquilidad y la de toda la comunidad educativa por el regreso a las aulas, mañana lunes 11 de enero, en unas condiciones realmente temerarias donde se dan las condiciones de una ‘tormenta perfecta”.

CGT añade que "este regreso coincidirá con una ola de frío que va a alcanzar temperaturas bajo cero en algunas zonas de la Sierra de Cádiz e interior de la provincia, con heladas generalizadas y probables lluvias en la costa si continúa la borrasca. Ello impedirá airear y ventilar las aulas como hasta ahora se ha estado realizando siguiendo los protocolos de los centros educativos, única medida, unida al uso de mascarillas, demostrada realmente eficaz para evitar los contagios como hasta ahora nos han insistido desde las autoridades sanitarias según la teoría, cada vez más aceptada por la comunidad científica, de los aerosoles y la concentración de CO2 en las aulas”.

CGT recuerda que "la mayoría de los centros escolares incumple en sus aulas la distancia de seguridad interpersonal de metro y medio paliándose en los cursos superiores de Secundaria, Bachillerato y Ciclos Formativos de la FP con la modalidad de la semipresencialidad, perdiendo el alumnado temario”.

Por todo ello, el sindicato considera "ineludible· requerir a las Delegaciones de Sanidad y Educación, que representan en Cádiz a la Consejería de Sanidad, a la Consejería de Educación y las distintas direcciones generales de Sevilla, "el retraso inmediato de la incorporación presencial a las aulas, en todos los niveles educativos, al menos hasta finales de enero, para dar tiempo a paliar los efectos de la ola de frío y, sobre todo, los posibles brotes que puedan surgir tras los contactos familiares navideños y la nueva cepa que procede de Gibraltar a través del Reino Unido".

CSIF

CSIF, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, ha subrayado "la importancia de que los centros escolares andaluces cuenten con filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) o con dispositivos de purificación de aire portátiles, para minimizar la probabilidad de contagios del coronavirus por aerosoles".

Ante la vuelta a las aulas tras las vacaciones de Navidad y las bajas temperaturas que se registran actualmente, el sector de Educación de CSIF Cádiz ha insistido "en la necesidad de contar con medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas".

Tras el inicio de curso escolar y al acercarse en otoño la bajada de los termómetros, el sindicato "ya solicitó en su día a la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, así como a las diputaciones y a los ayuntamientos, apoyo para que los centros educativos pudieran contar con este tipo de dispositivos".

Esta demanda ha fructificado "sólo en algunos casos, y siempre gracias a la colaboración de las corporaciones locales (Paterna, Barbate y San Martín del Tesorillo) que además han demostrado una alta implicación al respecto y han ofrecido una respuesta muy positiva a la petición de CSIF. No obstante, la inmensa mayoría de los centros educativos andaluces continúa careciendo de dicho material", según ha explicado Marian Avancino, responsable de Educación de CSIF Cádiz.

"Se trata de evitar que en las clases se ponga en peligro la seguridad y la salud, tanto del profesorado como del alumnado, máxime cuando está demostrado científicamente el enorme riesgo que existe de contagio por aerosoles del Sars CoV-2", ha insistido la portavoz sindical, que entiende que sería útil también en los centros la utilización de medidores de CO2 para determinar la calidad del aire.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios