Jerez

Calle San Pablo, plaza del Clavo y Vargas, protegidas contra el ruido

  • El Ayuntamiento culmina el trámite de declaración como Zonas Acústicamente Saturadas

En la imagen, pancartas de los vecinos en la plaza Vargas reclamando una solución.

En la imagen, pancartas de los vecinos en la plaza Vargas reclamando una solución. / vanesa lobo

Se acabó la espera de los vecinos. El Ayuntamiento ha resuelto declarar Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) las calles San Pablo, un tramo de calle Caballeros (el más cercano a San Pablo) y las plazas del Clavo y Vargas, conforme al decreto 6/2012 de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica. La Declaración de ZAS para estos espacios entrará al siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), un trámite que no debería de demorarse.

El teniente de alcaldesa, Francisco Camas, explicó ayer que Urbanismo "ha culminado la tramitación del procedimiento iniciado el pasado mes de noviembre y se ha resuelto el expediente de Declaración de Zonas Acústicamente Saturadas para estos espacios del centro histórico de la ciudad, admitiendo parcialmente algunas de las alegaciones presentadas tanto por vecinos como por hosteleros de las zonas afectadas durante el periodo de exposición pública".

Cabe recordar que la tramitación de este expediente se inició a instancias de personas interesadas que lo solicitaron para determinadas calles y plazas del centro de la ciudad debido al elevado ruido ambiental que provoca la existencia de múltiples actividades lúdicas y aglomeraciones de personas en estos espacios. "Como administración, estábamos obligados a dar respuesta a estas solicitudes que nos hicieron llegar, muchas de las cuales, eran personas que veían alterada su vida diaria y su descanso por el exceso de ruido y la proliferación de terrazas en la vía pública", explicaba Camas.

Al objeto de aplicar esta Declaración ZAS "de la forma más consensuada posible", el teniente de alcaldesa está manteniendo encuentros tanto con representantes de vecinos como de la hostelería de las zonas afectadas para abordar este asunto y atender en la medida de lo posible sus necesidades y demandas. "Nuestro objetivo ha sido conciliar al máximo los intereses de ambas partes, el derecho al descanso y la actividad económica, siempre dentro de lo que marca la normativa para este tipo de procedimiento".

En palabras de Camas, "es nuestra responsabilidad como gobierno procurar el mayor bienestar de los ciudadanos, pero también impulsar todas aquellas actividades que dinamicen la economía, y somos conscientes de que cualquier medida que se adopte puede incidir de una forma u otra a las partes implicadas. No obstante, con este procedimiento vamos a dar respuesta a las reiteradas denuncias que se vienen produciendo y que es nuestra obligación como administración más cercana atender para conciliar, en la medida de lo posible, el interés general".

El procedimiento para la Declaración ZAS se puso en marcha a raíz de estas demandas y analizados los informes técnicos elaborados sobre las mediciones de 24 horas que se realizaron previamente por parte de un laboratorio acústico. Este concepto viene definido en la ley 7/2007 de 9 de julio de Gestión Integrada de Calidad Ambiental, que establece que aquellas zonas, donde "existan numerosas actividades destinadas al uso de establecimientos públicos y los niveles de ruido ambiental sobrepasen los objetivos de calidad acústica se podrán declarar acústicamente saturadas".

Una vez resuelta la declaración, y en el momento en que ésta entre en vigor tras su publicación en el BOP, las ZAS quedarán sujetas a un régimen especial de carácter temporal que se concretará en un plan zonal específico que tendrá por objeto la progresiva reducción de los niveles de ruido hasta alcanzar los límites establecidos por ley. Entre las medidas a adoptar, según la normativa de aplicación, figuran la limitación de los horarios de cierre de establecimientos, la suspensión de nuevas licencias de apertura así como la limitación de la hora de colocación de veladores, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios