Solidaridad

Camerún en el punto de mira

  • Manos Unidas Jerez presenta el informe de gestión del año 2013 Superávit de donaciones: se ha sobrepasado en 60.000 euros el objetivo marcado

A menos de un año de alcanzar la fecha límite de los 'Objetivos del milenio' , el primero de ellos está lejos de lograrse. Erradicar la pobreza extrema y el hambre es aún una utopía. Por eso Manos Unidas lanza su 55º campaña 'Un mundo nuevo, proyecto común', centrado en la implicación de todos en la lucha contra el hambre.

Para pensar en el futuro se debe valorar lo conseguido, el año pasado se desarrollaron tres grandes proyectos bajo el lema 'No hay justicia sin igualdad'. A través de diversas campañas de sensibilización y recogida de fondos se ha conseguido la nada despreciable cifra de 280.000 euros. En las que casi el 94% ha ido íntegramente al desarrollo de proyectos. Superando todas las expectativas, el presidente de la asociación Domingo Gutiérrez valora el apoyo recibido: "la ciudad de Jerez es muy generosa, nunca nos hemos quedado sin poder financiar nuestros proyectos". Los más solidarios sin duda son los particulares que han aportado unos 150.000 euros a los que se debe sumar casi 50.000 euros que lo han hecho de forma anónima. La asociación cuenta con casi 530 socios permanentes y la cesión de instalaciones del convento de los padres capuchinos que se hacen cargo de los gastos ocasionados, permiten reducir al máximo los gastos para que los ingresos vayan destinados casi exclusivamente a los proyectos.

La asociación jerezana ha colaborado con la Fundación Haití, según el presidente Domingo Gutiérrez "uno de sus factores importantes es que trabaja en el día después". Se trata del proyecto más ambicioso con una dotación de más de 140.000 euros para mejorar la situación de un país en el que un 80% de personas viven en la pobreza. "Hoy en día nadie se acuerda del terremoto de Haití, donde la capital quedo completamente destruida" para paliar esta situación la organización llevó 50.000 árboles frutales para otorgarles un medio de subsistencia".

Otro se sus objetivos ha sido apoyar a la Asociación Siloé en un hogar de afectados de VIH en Mozambique. Se ha creado una infraestructura de saneamiento para dar unas "condicionas de vidas dignas y no mueran a corta edad". El proyecto ha contado con 15.000 euros destinados a las Hermanas de San José de Cluny que se encargan del centro de acogida de principalmente mujeres y niños.

El último de los proyectos de este año se ha centrado en la educación de Banikoara, una ciudad al norte de Benin que posee el índice de escolarización más bajo del país, no alcanza el 20% de niños que acuden al colegio. Se han destinados casi 64.000 euros para ampliar el colegio infantil de las Hermanas Salesianas.

El presidente Domingo Gutiérrez viajó a Camerún como delegado de Manos Unidas de España para sensibilizar y "recuperar la ilusión" según sus propias palabras. Este año la mayoría de proyectos se centran en la mujer camerunesa, por la experiencia vivivida por el propio presidente. Se trata de apoyarlas porque "se ha visto que multiplica por ocho la producción" y la reinvierte en beneficio de la familia.

Manos Unidas resalta que acabar con el hambre es responsabilidad de todos. Su delegación de Jerez de la Frontera tiene cuatro proyectos que sacar adelante este año, su mayoría en Camerún. Dos de ellos centrados en la mujer, creando un hogar de niñas y un curso de formación ganadera para mujeres. Al igual que otro programa al sureste del país, se desarrollan en pro de la agricultura sostenible y la seguridad alimentaria, persiguen reducir el hambre y la equidad entre hombres y mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios