Capullo de Jerez | Cantaor

Capullo de Jerez lanzará su sexto disco en solitario a principios de 2019

  • El cantaor ha comenzado a grabar en el Estudio La Bodega y bajo la producción musical de Luis de Perikín, ‘Mi música’, que tomará el relevo de ‘Flor y canela’ casi doce años después

Capullo de Jerez, en plena grabación de su nuevo disco. Capullo de Jerez, en plena grabación de su nuevo disco.

Capullo de Jerez, en plena grabación de su nuevo disco. / Vanesa Lobo

Son las once y media pasadas, y en la calle Franco, Luis de Perikín y su hermano Manuel Jero esperan a Capullo mientras intercambian impresiones. El menor de los hijos de Niño Jero, Luis, maneja como nadie el Pro Tools (ese programa que usan ahora para grabar los discos) y cuando se sienta delante del ordenador es como si tuviéramos delante a un piloto de avión.

Examinan las pistas, las palmas que ya se han grabado a ritmo de tangos. Apenas han pasado unos minutos y Capullo irrumpe con fuerza. Le acompaña su hijo. Los 64 años que figuran en el carnet no se corresponden con un tipo jovial, puro nervio y que mantiene la línea. Sólo su despoblada dentadura le hacen aparentar mayor edad. Está delgado, “pa jugar”, dice entre risas, mientras se prepara para entrar en acción.

Sin anestesia ni preparativos, el cantaor comienza a grabar acompañado por Manuel Jero, un guitarrista que le va como anillo al dedo y que le conoce desde niño. Así se fragua ‘Mi música’, como él mismo reconoce que se llamará el sexto disco en solitario de Miguel Flores ‘Capullo de Jerez’ en su dilatada carrera artística. Lo hace de la mano del estudio La Bodega que dirige Josema Pelayo y bajo la producción musical de Luis de Perikín.

El trabajo llega casi doce años después de aquel ‘Flor y Canela’, su última grabación y espera tenerlo terminado “en los primeros meses de 2019, para luego tener trabajito”, apunta. “Tenía ganas de grabar, porque ya hace mucho tiempo que no me metía en el estudio. La idea es hacer mis cosas, cosas nuevas que voy haciendo y que, cuando a lo mejor las he hecho en directo, al público les ha gustado”, explica.

Capullo, junto a Manuel Jero y Luis de Perikín, en el estudio. Capullo, junto a Manuel Jero y Luis de Perikín, en el estudio.

Capullo, junto a Manuel Jero y Luis de Perikín, en el estudio. / Vanesa Lobo

El de La Asunción admite que la insistencia de Luis de Perikín ha sido clave “porque me había dicho varias veces que grabara algo, y hasta ahora no me he decidido. Hemos hablado, hemos visto lo que queríamos cada uno y a ver si sale un disquito en condiciones”.

A la hora de valorar el contenido de este nuevo trabajo, Capullo asegura que “yo soy un cantaor flamenco y canto gitano. Por supuesto que voy a hacer cositas para la gente joven, que me sigue mucho, pero también habrá cante por derecho, para que luego digan que Capullo no sabe cantar más cosas. Va a ser un disco para el buen aficionado y también para la gente a la que le gusta la rumbita y las cositas mías, que son rumbas flamencas, claro”.

Dentro del repertorio elegido aparece “una rumba que he dedicado a Paco de Lucía, a Camarón y a Alejandro Sanz, que eran y son amigos míos. Las letras son mías pero son letras de vivencias, porque Camarón venía a la calle Cantarería y aquí pasábamos muchas juergas” (canta un trozo de letra).  “Es lo mismo que con Paco (de Lucía) que me iba a su casa y se ponía al lado mía sentado en un sofá con la guitarra. ‘Cántame, Capu’”, prosigue.

Pero además, ‘Mi música’ contendrá también “martinetes, fandangos, cartagenera, tarantos, “aunque todavía no están decididos”, relata.

Capullo recuerda constantemente a “mi gente”, como él afirma, consciente quizás de la irreparable pérdida que ha sufrido el flamenco de Jerez en los últimos años. “El Torta era amigo mío, ojalá estuviera aquí conmigo, porque entonces sería una ayuda para mí. Mi compare Juan era un monstruo, y aunque la gente siempre habló de que nos llevábamos mal y de piques a la hora de cantar, lo cierto es que no era así. El me decía ‘Capu, yo no canto mejor que tú, pero tú tampoco mejor que yo (risas)’”.

“Es verdad que nos estamos quedando solos, todavía queda Fernando de la Morena, Vicente..., en fin, y también están saliendo chiquillos que están bien, pero que están empezando. Lo único que espero es que se dejen de roneos, estudien, aprendan y vayan a escuchar cosas. No se puede tener 14 años y decir ‘yo soy artista’”.

“A mí me ha querido todo el mundo porque era muy prudente pa eso, y me quería Mairena, Terremoto, Chocolate, Menese, Enrique Morente, Fosforito, todos los maestros...Aunque está claro que uno tenía preferencias, como Terremoto y el Serna, por ejemplo. Yo siempre he estado ahí con esa gente y estoy convencido de que ya no volverán a salir cracks como esos y si salen, nosotros no los veremos”. Del año artístico, “no me puedo quejar”, recalca, “he hecho treinta o cuarenta festivales en todo el año y por toda España. Donde no he estado ha sido en Jerez, a ver si con el disco vuelvo”.“Ahora estoy más formal, ya no trasnocho. Ya lo que toca es la casa, los niños....Uno tiene una edad que viene de vuelta, hay que ir a los sitios, a festivales y formarla allí y con eso ya estoy listo pa to la semana (risas)”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios