Jerez

Cáritas Diocesana celebra en Jerez el XXII Encuentro Diocesano de Mujer 'Juntas avanzamos'

  • Este año han participado más de 40 mujeres en los talleres

Juan Pérez, presidente de Cáritas, interviene durante el encuentro diocesano.

Juan Pérez, presidente de Cáritas, interviene durante el encuentro diocesano.

La conmemoración del Día Internacional de la Mujer ofrece un año más a Cáritas "la oportunidad de poner el foco sobre la realidad de vulnerabilidad de las mujeres que acompañamos cada día y que está asentada en un sistema de desigualdad entre hombres y mujeres de carácter estructural e histórico que tiene consecuencias directas sobre todas ellas".

Como cada año, Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez ha organizado el Encuentro Diocesano de Mujer, dirigido a las participantes del proyecto de promoción de la mujer 'Juntas Avanzamos. En esta ocasión, han estado presentes más de 40 mujeres participantes de los talleres de las Cáritas Parroquiales de San Pablo, Nuestra Señora de El Pilar, San Andrés y la Inmaculada, todas de Jerez, así como Nuestra Señora de La 0, de Sanlúcar.

La apertura de dicho acto ha corrido a cargo de Juan Pérez y Mila Díaz, director y coordinadora general de Cáritas en Jerez. A continuación, las mujeres asistentes han participado en un taller sobre autocuidado denominado 'Nos expresamos'. En primer lugar, han realizado una dinámica de movimiento expresivo y a continuación, han trabajado la conciencia emocional, la competencia social y la importancia de las habilidades sociales.

Propuestas para acabar con la desigualdad de género y las violencias machistas

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, Cáritas ha realizado un llamamiento a las Administraciones públicas, a los responsables políticos, a los agentes económicos y sociales, a la comunidad cristiana y a toda la sociedad para:

– Construir un marco de relaciones entre hombres y mujeres sin barreras ni divisiones, donde los derechos de las mujeres y las niñas, sean protegidos, respetados y garantizados.

– Trabajar por un mundo libre de violencias hacia las mujeres, donde no se criminalice a las víctimas sino a los culpables, que evite la politización de las violencias vividas por las mujeres y que, desde la conciencia de que no son hechos aislados, reclaman respuestas públicas valientes y unánimes.

– Apostar de manera intensiva por una educación basada en la igualdad de roles, la responsabilidad compartida y la tolerancia que sirva para erradicar las conductas machistas todavía imperantes en nuestra sociedad.

– Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres en la vida política, económica y pública.

"Sólo a través de la puesta en marcha de políticas públicas reales, dotadas de recursos, encaminadas a erradicar las desigualdades existentes tanto en el ámbito internacional, nacional como local, podremos conseguir vivir en una sociedad auténticamente igualitaria, inclusiva y sostenible", han señalado desde Cáritas.

Asimismo, han recordado que el Papa Francisco afirma que “la organización de las sociedades en todo el mundo todavía está lejos de reflejar con claridad que las mujeres tienen exactamente la misma dignidad e idénticos derechos que los varones. Se afirma algo con las palabras, pero las decisiones y la realidad gritan otro mensaje. Es un hecho que doblemente pobres son las mujeres que sufren situaciones de exclusión, maltrato y violencia, porque frecuentemente se encuentran con menores posibilidades de defender sus derechos (Fratelli Tutti, 23)".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios