Carmen Martín | Presidenta de la Asociación Parkinson Jerez y Rey Gaspar 2020 “Ser Rey Mago es una de las cosas buenas que me ha dado el parkinson”

  • La jerezana afronta este nuevo reto en su vida con ilusión y sin dejar de sonreír

  • El encuentro con niños de Aspanido ha sido “un regalo” para ella

Carmen Martín, días atrás, en la calle Larga. Carmen Martín, días atrás, en la calle Larga.

Carmen Martín, días atrás, en la calle Larga. / Miguel Ángel González

–Esta aventura empezó el 25 de diciembre. ¿Qué recuerda de ese día?

–Fue un día muy raro. Llegué a la asociación y antes de las once de la mañana vi que me llamaba la alcaldesa, Mamen Sánchez. Pensé que me iba a dar un local para la asociación –ríe–, a ver si esto me sirve para conseguirlo –ríe de nuevo–. Pero no, me propuso ser Rey Mago. Aluciné. Me puse a saltar, a gritar... Dije que sí sin pensarlo. En casa estamos locos de contentos.

–¿Se imaginó alguna vez recibir esa llamada?

–Hay gente que me decía que yo era una de las personas que en poco tiempo había conseguido muchas cosas por la gente con parkinson, y como siempre eligen a alguien del mundo asociativo... Pero bueno, nunca pensé que sería tan pronto. Hay personas que llevan muchos más años que yo haciendo cosas por Jerez.Es un regalo más que el parkinson me ha dado. Me ha quitado cosas, pero me ha dado otras muy buenas. Ser Rey Mago, es una de ellas.

–En su discurso en la cena de los Reyes Magos en González Byass dijo precisamente que la enfermedad le ha dado cosas buenas.

–Me ha dado muchas cosas buenas. La actitud es muy importante para poder afrontar la enfermedad y aceptarla cada día. Pero soy de las personas que de lo malo, saco lo positivo, y esta forma de ser me la ha dado el parkinson. Yo antes no pensaba así, no vivía el día a día. Creo que va a ser la primera vez que salga alguien con discapacidad en una carroza como Rey Mago. Yo he hecho cosas teniendo parkinson que antes no me habría atrevido.

–¿Qué le ha regalado hasta ahora ser la representante del Rey Gaspar?

–Hace unos días vivimos un momento con los niños de Aspanido precioso. Cuando recibí el vídeo de nuestro encuentro hasta me volví a emocionar. Sólo por haber estado con ellos merece la pena todo el esfuerzo.

–¿Cómo recuerda esas noches de Reyes de pequeña?

–En mi casa iban los Reyes Magos de la Hermandad de Las Angustias, por cierto, este año me han hecho camarera de la Virgen, que es otro de los regalos de este año. Mi casa era la última en el recorrido de estos Reyes y cuando llegaban pues... ya descansaban y se limpiaban... –guiña–. Y con mis hermanos lo recordamos mucho y en esta Navidad estoy reviviendo mucho más estos recuerdos. Por ejemplo, recuerdo con especial cariño una bicicleta que nos dejaron para tres hermanas.

–Esta Navidad una de sus misiones, quizás la más importante, es conseguir que muchos niños de Jerez mantengan la ilusión de recibir un regalo.

–Es una responsabilidad muy grande. Yo no sé lo que tendrá mi hijo este año, pero todos los niños de familias en exclusión que nos ha comunicado el Ayuntamiento, van a tener su regalo.

–Siempre que ha hecho una declaración ha puesto en valor la solidaridad de Jerez con los Reyes Magos.

–Es que la ayuda de las empresas de Jerez es fundamental en la campaña. Jerez es muy solidaria y la marca ‘Reyes Magos’ abre todas las puertas. Hemos llegado a vender 8.000 pulseras en menos de dos meses, la zambomba fue un éxito, lo del circuito ha sido extraordinario, la ‘Saca Real’ ha sido increíble, hay gente que nos han llamado directamente para que fuéramos a recoger donaciones... Es que sin todas estas personas no se podría llegar a donde se llega. También tengo que destacar que el impacto que estamos teniendo en redes sociales ayuda mucho y es trabajo de Gabi –Martín hace referencia a su marido y periodista, Gabriel Álvarez–. Los Reyes Magos de todos los años deberían tener a una persona como Gabi.

–Ya se encuentra en la recta final, ¿se imagina en el trono del Rey Gaspar?

–No..., me imagino al día siguiente sin poder moverme –risas–. Tengo un poco de incertidumbre por cómo me tomaré las pastillas para que me den movilidad, pero todo saldrá bien.

–¿Cómo lo vive la familia?

–Mi niño tiene 8 años, no lo puede vivir completamente desde dentro, pero sí que le estamos dejando vivirlo de otra forma, y está loco de contento. Y el colegio de mi hijo, también volcado con nosotros. Nosotros somos los representantes de los Reyes y mi hijo está alucinando.

–¿Qué le pide al 2020?

–Salud, salud, salud. Que Dios me mantenga como estoy, y que los míos también tengan salud. Encontrarme bien para seguir hacia adelante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios