Flamenco

La ‘Casa Flamenca en Red’, una ventana internacional al arte jondo

  • Una iniciativa de dos cursillistas del Festival de Jerez durante la pandemia es ya un fenómeno mundial

Una de las 'pataítas por tangos' impartidas por el jerezano Andrés Peña. Una de las 'pataítas por tangos' impartidas por el jerezano Andrés Peña.

Una de las 'pataítas por tangos' impartidas por el jerezano Andrés Peña.

La pandemia que nos asola, ha servido a muchos artistas para reinventarse y a muchos aficionados y amantes del flamenco para encontrar y buscar una forma apropiada para paliar esa necesidad de seguir en contacto con el arte jondo.

Una de las iniciativas más interesantes y que de alguna forma está contando con amplia presencia de artistas jerezanos es la ‘Casa Flamenco en red’, un lugar que en apenas un año se ha convertido en un ‘refugio’ para todos aquellos que pretenden seguir adquiriendo conocimiento flamenco, ya sea a través de la historia del mismo, mediante clases, tertulias con artistas e incluso con curiosas iniciativas como puede ser un encuentro con un artista para que éste relate el desarrollo del proceso creativo de alguno de sus espectáculos.

Vanessa y Micol, en la Sala Compañía Vanessa y Micol, en la Sala Compañía

Vanessa y Micol, en la Sala Compañía

Así ha nacido este proyecto, un proyecto que abanderan una periodista y una organizadora de congresos italianas que desde muy temprana edad se enamoraron del flamenco hasta el punto de que “para nosotros es una necesidad viajar a España al menos una o dos veces al año, ya sea a Sevilla o a Jerez, donde llevamos varios años acudiendo al Festival”.

La idea surgió en el confinamiento porque estar encerradas en casa sin poder tener contacto con el flamenco fue horrible”, reconoce Micol Pieretti, una de sus creadoras.

La bailaora jerezana Leonor Leal, en otra de sus clases. La bailaora jerezana Leonor Leal, en otra de sus clases.

La bailaora jerezana Leonor Leal, en otra de sus clases.

“Hablamos con Juan Vergillos, al que conozco desde hace años, y conseguimos convencerlo para que nos diera una charla sobre La Argentinita y Lorca a Micol y a mí”, comenta Vanessa Poloni, la otra mitad del proyecto. “Al principio no lo veía, como también le pasó a Leonor Leal, que fue la segunda persona con la que contactamos, pero al final se han convertido en piezas importantes”, recalca.

No teníamos otra intención que seguir en contacto con el flamenco, ni mucho menos habíamos planteado esto como una empresa o nada por el estilo. Fue comentarlo a través de las redes con amigas y amigos nuestros y poco a poco se ha ido incorporando gente”, destaca Micol.

Esta semana se ha dedicado a Jerez con la presencia de diferentes artistas jerezanos

Sin embargo, varios meses después la ‘Casa Flamenca en red’ es a día de hoy un lugar de encuentro de personas de hasta 31 nacionalidades diferentes. “Tenemos gente de todo el mundo, de Finlandia, de Estados Unidos, de Hong Kong, de Japón, de Guatemala, de Argentina...Hay una chica de la Isla Reunión que está encantada porque es la única forma que tiene de estar conectada al flamenco”, añade.

“Lo peor, -prosigue Vanessa-es que a veces no sabemos qué hora poner por el hecho de la diferencia horaria con algunas zonas, por eso intentamos algo que pueda venir bien más o menos a todos, aunque el otro día con la pataíta por tangos que tuvimos con Andrés Peña hubo dos chicas que se levantaron a las cuatro de la mañana en su país para asistir”, explica.

Una clase de bulerías con Mercedes Ruiz, Santiago Lara y David Lagos. Una clase de bulerías con Mercedes Ruiz, Santiago Lara y David Lagos.

Una clase de bulerías con Mercedes Ruiz, Santiago Lara y David Lagos.

Esta manera de conocer más a fondo el flamenco, ya sea en la vertiente del cante, el toque o el baile, ha hecho que incluso los propios artistas “estén encantados con nosotros por el hecho de que esta iniciativa les ha servido para estudiar más, aparte de la remuneración económica que hacemos, que para nosotros es fundamental”, asegura Vanessa, “y para profundizar en una experiencia nueva. Nos encanta, porque además, ellos se preocupan por darnos todo lo más fácilmente posible sin perder la esencia”.

En todo este tiempo han pasado por la Casa Flamenca en Red numerosos profesionales desde los citados Juan Vergillos (Premio Nacional por la Cátedra de Flamencología) y la jerezana Leonor Leal, pasando por María Moreno, Vicente Gelo, Belén Maya, Ángel Muñoz, Manuel Liñán o Mercedes Cortés.

Manuel Liñán también ha participado en la Casa Flamenca en Red. Manuel Liñán también ha participado en la Casa Flamenca en Red.

Manuel Liñán también ha participado en la Casa Flamenca en Red.

Esta misma semana, coincidiendo con el que hubiera sido el hipotético inicio del Festival de Jerez, la ‘Casa Flamenda en red’ ha dedicado una semana a esta ciudad, con la presencia de numerosos artistas de la tierra, caso de David Lagos, Mercedes Ruiz, Santiago Lara y Andrés Peña y de temáticas jerezanas, como el análisis realizado por Juan Vergillos sobre las figuras de Manuel Torre y Antonio Chacón. Tal ha sido el éxito de esta propuesta que hasta 124 personas han participado en la iniciativa, que culminará hoy con un tour virtual por la ciudad a cargo del guía turístico Juan Alberto Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios