Circulación

Comerciantes y hosteleros piden medidas contra los patinetes eléctricos

  • La calle Porvera es una de las más afectadas por los atropellos de estos vehículos

Un patinete por la acera a la altura del belén monumental de Santo Domingo. Un patinete por la acera a la altura del belén monumental de Santo Domingo.

Un patinete por la acera a la altura del belén monumental de Santo Domingo. / Vanesa Lobo

Primero fueron las bicicletas, después le tocó el turno a los patinetes y ahora es el turno de las pequeñas motos eléctricas. Todos y cada de estos vehículos son capaces de alcanzar velocidades superiores a los 50 kilómetros por hora. Y contra toda lógica circulan por las aceras. El problema, por desgracia, no es nuevo.

Los atropellos, sustos y golpes a los peatones se ha convertido “en un verdadero problema para los ciudadanos, sobre en las calles que tienen aceras amplias”.

Paco Toro, propietario del Mesón Toro en la calle Porvera, lleva “años” denunciando los problemas que le causa en su terraza el hecho de que entre el negocio y los clientes de la terraza pasen vehículos a toda velocidad. “En muchas ocasiones los camareros han sido embestidos cuando portaban las bandejas en la mano para atender a la clientela”. Es más, “hace apenas unos días uno de ellos me golpeó, y fuerte, a la altura de la cadera. No llegó a tirarme al suelo. Estos vehículos van a una velocidad enorme y, además, no tienen seguro para paliar los daños que puedan causar, quienes los usan además no llevan casco y circulan lanzados por las aceras, un lugar donde la gente camina”.

“Uno de los mayores miedos que tengo a este respecto son los niños que vienen con los clientes. Los críos se mueven de un lado a otro. Si están en una acera lo que menos pueden esperar es que venga un vehículo lanzado, ya sea bicicleta o patinete, y se los lleve por delante. Aún no ha pasado y ojalá no suceda nunca, pero es un riesgo que está ahí”, destaca a este medio Paco Toro quien añade que “tirar a una persona mayor ya sabemos que, lo menos que le va a sufrir, va a ser una rotura de cadera”.

Este joven pero veterano hostelero asegura que la solución al problema “pasa por la mano dura, por una campaña de la Policía Local que evite que el suelo de los peatones sea utilizado por conductores que van a toda velocidad. Y que se multe”. Igualmente añade que si pocos eran los problemas a este respecto “ahora ha llegado la moda de las motos eléctricas, que parece que fueran a gasolina por la velocidad que cogen”.

Esta situación, entre los caballitos de algunos ciclistas y los eslalons que hacen algunos ‘patineteros’ lleva a Toro a destacar en tono jocoso que “esto más que la Porvera es la carretera de circunvalación”.

Juan Antonio Morilla, de ‘Gabriela’, establecimiento de la plaza Plateros, manifiesta que este problema también existe en su enclave de trabajo “pero con la ventaja de que esto es una plaza y no una calle con aceras”. Pese a ello está harto de ver ciclistas y conductores de patinetes y motos eléctricas “que van a toda pastilla esquivando peatones”. Reconoce plenamente que “muchas personas se han llevado serios sustos por parte de esta gente lo que sucede, para colmo es que ni se les puede decir nada”. Se refiere a los malos modos y los ademanes de enfrentamiento que algunos de ellos adoptan si se les recrimina su actitud. En opinión de este hostelero “lo que debería quedar claro es que las zonas peatonales son zonas peatonales, algo que parece que en Jerez no está muy claro”.

Otro lugar donde se han producido atropellos ha sido a la altura de la Escuela de Arte. Recientemente, una joven fue arrollada por el conductor de un patinete que circulaba por la acera a toda velocidad. Acabó en el suelo y seriamente magullada. Testigo de aquel accidente fue Javier Olmedo, de la céntrica Floristería Olmedo. “Se fue de rositas porque la muchacha no quiso denunciarle llamando al 092 y porque el conductor se disculpó”. Testigo de este problema que se da en su zona a diario, Olmedo apunta que a la velocidad que van un día cogen a un niño chico y lo matan. Al final va a suceder lo de siempre que no se va a actuar hasta que no haya una desgracia.

Por su parte, desde el sindicato de la Policía Local, SIP, reconocen la existencia de este problema, y que se actúa en consecuencia, si bien recuerdan que existe el compromiso por parte del equipo de Gobierno de realizar una modificación de las ordenanzas en las que se estipule claramente las condiciones en las que estos vehículos pueden circular por Jerez.

En otras ciudades, la normativa que viene a cumplirse es la siguiente: los patinetes, bicicletas y motos eléctricas de escasa potencia deben circular por los carriles bici y, si lo hacen por la acera, hacerlo a la velocidad de un peatón cuando camina. El problema radica en que en muy contadas ocasiones (más bien ninguna) dicha conducción se realiza bajo estos parámetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios