Jerez

Comienza la reforma de la Torre del Agua después de tres años de espera

  • Los vecinos de La Plata denuncian desde el pasado 2011 que las cornisas del edificio se caen, "entre otros muchos desperfectos"

Comentarios 1

El barrio de La Plata vive una auténtica celebración desde que el pasado viernes, ya que tres años después de diversas manifestaciones por parte de la asociación de vecinos el Ayuntamiento comenzó a poner los andamios necesarios para llevar a cabo las obras de rehabilitación de la Torre del Agua. Un edificio otrora depósito de agua del Tempul para la zona y que hoy día es sede de la Asociación Fotográfica San Dionisio.

Las quejas de los vecinos llevan la historia al pasado 2011, cuando las cornisas del edificio comenzaron a caerse "día sí y día también", como cuenta el representante vecinal, Antonio Ramos, quien recordaba que "entonces, el Ayuntamiento decidió poner unas vallas para que nadie pasara por debajo. ¡Casi ocho meses estuvieron hasta que se empezó a plantear un proyecto de rehabilitación!".

Aún así, no fue hasta el pasado año "cuando por fin parchearon el tema de las cornisas", lamentaba Ramos antes de continuar explicando que "con solo eso no se solucionaban los problemas que presentaba este edificio insignia". El presidente de la asociación detallaba que la rehabilitación del edificio pasa por "algo más que pintar la fachada. Hay reparar fisuras existentes como ventanas, balcones, celosías... Y esperemos que ya que está colocada la estructura de andamios aprovechen y se ilumine correctamente, creemos que ya es el momento. Aún no nos han dicho qué es lo que van a hacer exactamente, por eso estamos a la espera".

Sin embargo, a pesar de la alegría por la rehabilitación de este edificio, "fenómeno de 1948", el representante vecinal de La Plata aprovechaba para lamentar "los más de 20 convenios pendientes que tiene la Junta para rehabilitar pisos del barrio. El proyecto estaba aprobado y contábamos con la subvención necesaria, pero hace tres años que la cosa está totalmente parada". En total, de los 84 bloques que componen la zona, solo hay 42 reformados, tres de ellos en situación "extrema y urgente". Según Ramos, el bloque que se encuentra en peor situación es el número 8 de la calle José de Arce. En la tercera planta se encuentra un piso completamente apuntalado, al nivel "de que el inquilino se ha tenido que ir de alquiler a otra vivienda. Llevamos denunciando esta situación desde hace cuatro años y nadie hace nada".

Otra queja de los vecinos es la situación de dos puentes de pasaje, concretamente los de las calles Arrumbadores y Alcalde Junco, "que también se encuentran apuntaladas". A pesar de que el tráfico está paralizado en la zona, la mala situación de estos dos túneles se agravó "debido a la plaza de Abastos. Los grandes camiones llegaban y rozaba uno, y otro, y otro... Y al final el Ayuntamiento le dice a los vecinos afectados que tienen que costear ellos los arreglos".

A pesar de estas rehabilitaciones necesarias en el barrio, los vecinos enterraban ayer el hacha de guerra para "dar las gracias al Ayuntamiento", ya que "parece que nos hacen caso y poco a poco van haciendo las cosas. Tarde, pero bueno... ¡Al menos se están haciendo!", concluía Antonio Ramos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios