Jerez

Condenada una clínica de estética por las quemaduras provocadas a una cliente en un tratamiento láser

  • El centro tiene que abonar a la mujer 2.000 euros como indemnización

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Jerez ha dictado sentencia firme con fecha del pasado 27 de enero por la que estima íntegramente la demanda de una mujer que denunció a una clínica de estética de Jerez por las quemaduras causadas durante un tratamiento de láser. El juzgado condena a indemnizar a la denunciante con la cantidad de 2.000 euros más los intereses legales y las costas. El importe corresponde a los 96,32 euros efectivamente abonados por la demandante como pago parcial del tratamiento de depilación contratado y 1.903,68 euros por perjuicio estético leve causado por mala praxis.

Según explican desde Ortiz Abogados, el bufete al que recurrió la demandante, los hechos se remontan al 27 de noviembre de 2011, cuando la joven C.F.C acudió a una clínica de Jerez para realizarse un tratamiento de eliminación de vello por láser. La clínica se autopublicitaba como "líder mundial en depilación láser, ofrecemos un servicio de alta calidad, personal altamente capacitado y constante supervisión médica, logramos una opción de tratamiento segura, rápida y profesional". El tratamiento estaba previsto que se realizara durante ocho sesiones, pero a la cuarta sesión, la auxiliar de la clínica le produjo "unas terribles quemaduras al no levantarle el láser a tiempo y el mal reglaje del mismo". En la clínica le aplicaron una crema hidratante de aloe vera, sin prescribirle un tratamiento antibiótico. La mujer acudió entonces a su médico de cabecera quien le prescribió un tratamiento con crema antibiótica mediante apósitos durante un mes.

Finalmente, según relatan desde el despacho de abogados, a la joven le han quedado unas manchas blancas, "que son las marcas de las quemaduras ya cicatrizadas, con lo que el aspecto estético es mucho peor al que tenía antes de acudir a la clínica, teniendo aun el vello al no haber podido finalizar el tratamiento debido a las quemaduras que le produjeron. Luego, el resultado ofertado no solo no se ha conseguido, sino que se ha empeorado".

Además en la clínica no le recabaron el preceptivo consentimiento informado en el que se le hubiera comunicado los riesgos que implica el tratamiento con láser y las posibles secuelas que puede producir, tales como las quemaduras por la aplicación de una técnica inadecuada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios