Jerez

El Consejo Regulador avala la ligera subida de las ventas del jerez en valor

  • La merma del volumen de salidas en 2017 contrasta con el aumento del 2% en gamas altas

  • La institución del vino recaba datos de precios medios para reflejar el cambio de tendencia

Los responsables del Consejo del vino, César Saldaña (i) y Beltrán Domecq, en el salón de plenos de la institución. Los responsables del Consejo del vino, César Saldaña (i) y Beltrán Domecq, en el salón de plenos de la institución.

Los responsables del Consejo del vino, César Saldaña (i) y Beltrán Domecq, en el salón de plenos de la institución.

El jerez cerró 2017 con una caída de ventas global del 5 por ciento, descenso que se concentra en las marcas blancas o BOB, el segmento de precios bajos que se comercializa en los lineales de los supermercados, principalmente de Holanda y Alemania. Las bodegas, hasta ahora, sólo facilitaban datos sobre el volumen de las salidas, no así del valor, situación que cambiará a partir de ahora con la incorporación a las estadísticas que elabora el Consejo Regulador de los precios medios para reflejar el cambio de tendencia que se viene observando en los últimos tiempos, abanderado por el auge de las primeras marcas y las gamas altas de jereces.

Con periodicidad semestral, el Consejo Regulador recopilará a partir de ahora los datos sobre la evolución del valor de los vinos, al tiempo que prestará especial atención al destino final de las partidas, ya que Francia suele ser puente para la reexportación de una cantidad importante de jerez a Holanda y lo mismo ocurre con China, lo que distorsiona las estadísticas oficiales.

Amontillados, olorosos y palos cortado contribuye con el 7% más de ventas a la subida de precios

De esta forma, se pretende reflejar la nueva realidad del jerez, la sustitución del BOB por gamas altas que, según el director de la institución jerezana, César Saldaña, "es fundamental porque el precio medio está subiendo, proceso que no ilustramos bien con la simplificación exclusivamente en las estadísticas de volumen".

"Hay que ver las tripas de esas estadísticas", indica Saldaña, quien constata que la subida de los precios medios en valor responde al aumento del 7% registrado el último año en las ventas de los olorosos, amontillados y palos cortados, "los vinos caros que dejan mayor valor añadido".

El Consejo también avala el aumento de las ventas de primeras marcas de Pedro Ximénez que contribuyen a esa subida de precios medios, respaldada en 2017 por el incremento del 2% en las salidas en las gamas altas, tanto de los jereces de más de 12 y 15 años como de los VOS y VORS -más de 20 y 30 años de vejez certificada-.

Por contra, las salidas de marcas blancas a los denominados mercados tradicionales europeos siguen de capa caída. "Estamos perdiendo bastantes ventas en determinados mercados en los que estábamos vendiendo muy barato, fundamentalmente Holanda y Alemania, que están lastrando nuestras ventas totales. Pero en Holanda, el 80% de lo que vendemos son marcas blancas de supermercados, es decir, son segmentos en niveles de precio muy competitivos y una vez que en Jerez se ha logrado el equilibrio productivo, los precios han comenzado a subir y esos son mercados en los que las bodegas no están interesadas en mantener precios tan bajos".

El director del Consejo afirma que "la estrategia actual de las bodegas es poner el énfasis en aquellos segmentos del negocio en los que hay más rentabilidad", toda vez que recuerda que el jerez ha pasado página a la apuesta por el volumen, que marcó los años setenta y ochenta. "Hasta ese momento Holanda y Alemania eran mercado pequeños, pero crecieron mucho en base a unos precios muy bajos, a que en esa época había muchas subvenciones... Y ese segmento es el que estamos perdiendo", señala Saldaña, quien asegura que "no me gusta que perdamos ventas ni de los vinos caros, medianos ni baratos, pero las bodegas ponen el énfasis ahora en los segmentos altos".

La pérdida de volumen afecta a los tipos dulces de exportación, caso del medium y el cream, que según Saldaña, "estábamos vendiendo a precios, tres euros impuestos incluidos, que son insostenibles". Pero la situación ha cambiado, y "el año pasado terminamos con seis bodegas más, tres almacenistas y tres bodegas de crianza y expedición. Son bodegas de tamaño pequeño o mediano, pero con idea de vender productos de gama alta. Esa es la tendencia", apostilla el responsable del Consejo Regulador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios