LA PÁGINA DEL JEREZ

El Consejo Regulador (I)

  • El Consejo del jerez fue el primero en constituirse en España con arreglo al Estatuto del Vino de 1933

La tutela de las Denominaciones de Origen Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda está legalmente encomendada al Consejo Regulador. Desde el punto de vista jurídico, el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen es una Corporación de Derecho Público representativa de intereses económicos y sociales que en el ejercicio de determinadas facultades públicas actúa con el carácter de órgano desconcentrado de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Dicho de forma simple, en el Consejo Regulador confluyen una dimensión ‘privada’, puesto que representa los intereses privados de todos los viticultores y bodegas inscritas; y una dimensión ‘pública’, pues actúa por delegación de la Administración en una serie de materias de directamente relacionadas con la gestión y tutela de un bien que tiene un carácter público, como es la propia Denominación de Origen.

El Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xérès-Sherry, Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda y Vinagre de Jerez fue el primero en constituirse con arreglo a lo dispuesto en el Estatuto del Vino español del año 1933, lo que le supone que estamos hablando del Consejo más antiguo de España. A lo largo de la historia, la industria vitivinícola local ha buscado siempre fórmulas de defensa, control y promoción de la calidad de sus caldos. Una preocupación que siempre pasaba por la distinción de su origen. Ya las ánforas romanas de vinum ceretensis (vino de Jerez) que eran enviadas a Roma o a cualquier otro lugar del Imperio contaban con un sello de origen. En realidad, según los historiadores, Ceret no era una ciudad como tal, sino una amplia comarca agrícola y vinatera que se correspondía aproximadamente con lo que es hoy el Marco del Jerez y cuyo enclave principal lo constituía la ciudad de Asta Regia, cercana a la actual Jerez.

Pasado el tiempo, los jerezanos marcaron otro hito histórico el 12 de agosto de 1483 al promulgar las Ordenanzas del Gremio de la Pasa y la Vendimia de Jerez, que regulaban los pormenores de la vendimia, las características de las botas, el sistema de crianza y los usos comerciales.

El siglo XIX constituyó la consagración definitiva del Sherry como un vino universal. Pero su fama atrajo inevitablemente a especuladores y comenzaron las falsificaciones e imitaciones, los usos fraudulentos, y la utilización indebida del nombre Sherry o Jerez para calificar vinos que no estaban producidos en el Marco de Jerez. Este mal no era privativo del Jerez, sino que afectaba por igual a otros productos de calidad elaborados en distintas regiones de Europa, lo que llevó a los principales industriales del viejo continente a celebrar en 1878 el Congreso Internacional de Marcas de Fábrica, en el que participó un nutrido grupo de bodegueros jerezanos. Una de las ponencias de este Congreso propició la constitución de la Liga Internacional para la Propiedad Mutua de la Propiedad Industrial.

En esencia, el Consejo representa a todos y cada uno de los sectores profesionales de la Denominación de Origen: bodegueros embotelladores, almacenistas, viticultores independientes y miembros de cooperativas. El Pleno de la Institución está compuesto por un total de 23 personas, de las que 20 son elegidos democráticamente cada cuatro años. Mediante este proceso electoral se eligen diez vocales representantes del sector productor (viticultores) y otros diez del sector comercializador.

Una vez proclamados, los 20 vocales del Consejo eligen a un Presidente, el cual es propuesto para su nombramiento por la Junta de Andalucía. En sus deliberaciones en el Pleno, los vocales electos cuentan además con la participación de un representante de la Junta de Andalucía, con voz pero sin voto, así como del Secretario General del Consejo Regulador

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios