Te interesa Miedo en El Mopu por un transformador

Gastronomía Roscón de Reyes 'Made in Jerez'

Jerez

La flor cortada de la Costa Noroeste se reivindica por San Valentín

  • Coag anima a regalar flores frescas de Andalucía por el día Los Enamorados, una de las campañas más fuertes para el sector

  • La subida de los costes de producción aumenta la incertidumbre en el sector, en crisis por los efectos de la pandemia, la guerra de Ucrania y las importaciones

  • La provincia de Cádiz es la principal productora de Andalucía con el 85% de la superficie, seguida de Sevilla con el 16%

  • Los floricultores cambian flores por sandías

Imagen de archivo de una Feria de la Flor Cortada en Chipiona.

Imagen de archivo de una Feria de la Flor Cortada en Chipiona.

El día de San Valentín es una fecha señalada para los enamorados, pero también para los floricultores andaluces, entre ellos los de la Costa Noroeste, que afrontan una de las campañas más importantes para la flor cortada.

Ante la proximidad del 14 de febrero, San Valentín, la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (Coag) anima a regalar flores frescas de Andalucía, detalle con el que se contribuye a generar valor añadido y empleo en la zona. 

La organización agraria recuerda que se trata de flores de máxima calidad, cultivadas por los floricultores profesionales de la Costa Noroeste de Cádiz -especialmente en Chipiona-, y en el Bajo Guadalquivir, -Lebrija-, donde este cultivo sigue luchando por sobrevivir.

La flor cortada también es un cultivo social, del que dependen cientos de familias agricultoras que, además, generan muchos puestos de trabajo en esas zonas, que sufren un alto el índice de desempleo. 

Líderes en producción de flor cortada

Andalucía es la principal comunidad autónoma productora de flor cortada a nivel nacional, con casi el 58% de la superficie de cultivo, en el que Cádiz ocupa el primer lugar entre las provincias andaluzas con un 65% de la superficie, seguida de Sevilla con el 16%.

Las explotaciones andaluzas se caracterizan por su pequeña dimensión y carácter familiar. Los miniclaveles y claveles eran las especies más cultivadas en Andalucía, pero en la actualidad sólo representa el 30% del total de la producción. En las últimas campañas se están cultivando otro tipo de flores como lilium, crisantemos, solidago, statice, lisianthus, paniculata, antirrhinum, entre otras.

Según datos de la Junta de Andalucía, en la campaña 2021/22 la superficie cultivada de flor cortada ha sido un 2,3% inferior a la media de las cuatro últimas campañas. Por otro lado, el rendimiento ha disminuido un 6% y, consecuentemente, la producción ha caído un 7% -en el periodo de referencia no se tiene en cuenta la campaña 2019-2020, en la que hizo estragos la pandemia-.

Las exportaciones de flor cortada en la campaña 2021/22 tuvieron como principal destino los Países Bajos, con un 84% del volumen comercializado y el 68% del valor económico total. En la campaña 2021/22, cerca del 60% del volumen de flor cortada importado por Andalucía provenía de Colombia, representando el 27% del valor económico total.

Momentos difíciles

A la crisis que arrastra el sector por la pandemia, la guerra de Ucrania y las importaciones, se suma ahora la inasumible subida de los costes de producción. En este sentido, Luis Manuel Rivera, responsable de Flor Cortada de Coag Andalucía, asegura que "necesitamos un apoyo decidido y no puntual de las Administraciones para seguir manteniendo vivo el sector, ya que las inversiones que tenemos que hacer los floricultores son importantes y la incertidumbre juega en nuestra contra".

De momento, la flor cortada se ha quedado fuera de las ayudas por el incremento del coste de los fertilizantes publicadas recientemente, lo que ha provocado mucho malestar en el sector, apunta Rivera.

El sector continúa esperando la segunda resolución de las ayudas en régimen de concurrencia no competitiva, de carácter excepcional, destinadas a agricultores y ganaderos especialmente afectados por la invasión de Ucrania por parte de Rusia, en el marco de la 'Medida 22' del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2022.

Asimismo, los floricultores andaluces esperan que se apruebe la reducción de módulos solicitada al Ministerio de Hacienda para las provincias de Cádiz y Sevilla, por la bajada de rendimientos, el incremento de costes y, además, la sequía en el caso de Lebrija.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios