Jerez

Cuarto Milenio rueda en Jerez

  • Ha grabado un programa en el Palacio de la Condesa de Casares, en la Plaza de la Asunción, que fue una antigua prisión de la Inquisición  

Una imagen del Palacio de la Condesa de Casares. Una imagen del Palacio de la Condesa de Casares.

Una imagen del Palacio de la Condesa de Casares.

Uno de los programas con mayor arraigo en la televisión, Cuarto Milenio, emitió ayer un reportaje grabado recientemente en Jerez, en concreto en el Palacio de la Condesa de Casares. Dicho enclave está situado en la céntrica Plaza de la Asunción y corresponde a una construcción edificada en 1839. 

Sin embargo, sobre el actual palacio estuvo situada con anterioridad, en torno al 1678, la cárcel real, que según el historiador José Manuel Moreno Arana, "se caracterizó por sus deficiencias estructurales y su falta de salubridad", de ahí que en 1837 acabó cerrándose por ruina.

Curiosamente, sobre esta premisa, el hecho de haber sido una antigua prisión de la Inquisición, el programa de Cuatro ha visitado el recinto para identificar posibles fenómenos paranormales

Para ello se ha contado con la visita del sensitivo Aldo Linares quien ha acudido al lugar para comprobar la presencia, según asegura durante la emisión,  "de un hombre mayor con algo grave en el vientre nada más entrar".

En su recorrido habla también de "una señora gorda con pelo negro y bien peinado mientras el péndulo se aceleraba alcanzando gran velocidad". No obstante, la zona del palacio más llamativa es una que actualmente se utiliza a modo de almacén y donde el sensitivo reconoce percibir "muerte y olvido” y dice haber escuchado llantos.

Aldo asegura haber sentido la presencia de una mujer "que se encarga de vigilar a una persona joven que debió sufrir un accidente", y que todo apunta, tal y como se advierte en el programa, a que sea la madre del actual propietario, David. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios