Jerez

Una independencia distinta a todas

  • Los 250 habitantes de El Cuervo que siguen perteneciendo a Jerez confían en acabar con la delimitación territorial 

  • Tras recoger firmas, el segundo paso será llevarlas a pleno

Tina y María, vecinas de la misma calle pero de distinto término municipal. Tina y María, vecinas de la misma calle pero de distinto término municipal.

Tina y María, vecinas de la misma calle pero de distinto término municipal. / Miguel Ángel González

La historia de la delimitación fronteriza de El Cuervo, a medio camino entre Cádiz y Sevilla, viene de años. Por ello, dos de sus calles, la mitad de la Avenida de Cádiz y la calle Huerto del Juncal, pertenecen a Jerez y el resto a El Cuervo.

Bajo esta circunstancia, tan absurda e inverosímil a unos días de entrar en el año 2020, hace que unos 250 vecinos de esta localidad rindan cuentas a Jerez.

Sin embargo, aquí no hay CDRs, ni la gente sale a colapsar calles o se coloca lazos amarillos en la solapa. Aquí sólo hay tranquilidad, y el convencimiento de que en poco espacio de tiempo, estas dos calles pasen a formar parte, de una vez, del callejero de El Cuervo.

Evidentemente, con el paso de los años, esa servidumbre ha ido menguando, sobre todo tras el acuerdo alcanzado en 1999 entre las corporaciones de Jerez y El Cuervo, a partir de la cual, el Ayuntamiento cuerveño se encargaría de ofrecer todos los servicios a estos ciudadanos a cambio de un canon por parte del Consistorio jerezano.

Pese a todo, y aunque gracias a la tecnología situaciones como pagar la contribución se hacen ya de manera telemática, es decir, los vecinos de estas calles no tienen que acudir a Jerez, sí que existen todavía determinados procesos que los convierte en ‘especiales’. El más llamativo es el de las votaciones, ya que estos 250 habitantes deben acudir a votar a una pedanía situada a 16 kilómetros de allí, Gibalbín, para ejercer su derecho al voto. “Yo a veces voto por convicción”, -relata Tina, una de estas vecinas, al recordar las últimas elecciones municipales, simplemente porque “no nos llega información de quiénes son los candidatos. Así que voto por convicción, aquí no viene nunca ninguno”, asegura.

Los vecinos se han acostumbrado a convivir con este problema territorial, conscientes de que pese a sus intentos por solucionar el asunto “nunca se ha terminado de arreglar”, prosigue Tina, quien habla incluso de alguna que otra reunión que en años atrás “mantuvimos con Pedro Pacheco cuando era alcalde, llegamos a tener muchas citas, pero todo quedó en nada”.

Al avanzar por esta Avenida de Cádiz, donde la mitad de sus habitantes pertenecen a Jerez, o por la calle Huerto del Juncal, las anécdotas son variadas.

Cuenta Loli, una de las vecinas, que “yo paso todo el día en El Cuervo, pero cuando me voy a la cama, duermo en Jerez”, relata entre risas. Es más, al estar la delimitación justo en medio de su vivienda, reconoce que “casi toda mi casa está en la provincia de Sevilla y el patio y el dormitorio en Jerez”.

Al otro lado de la calle, Antonia bromea bajando y subiendo el escalón de su casa. “Ahora estoy en Sevilla”, admite situándose en el dintel de su vivienda, “y ahora estoy en Cádiz”, asegura conforme baja el escalón y hace bromas con sus vecinas.

En cada vivienda hay una historia, y en cada historia, las ganas de acabar con una situación que aunque se ha convertido en algo común a su vida diaria, sí que a veces les genera contradicciones.

Consciente de todo ello es Francisco José Martínez, el nuevo alcalde del El Cuervo. “Yo he seguido este problema desde la oposición y ahora, porque es un convenio que se renueva cada legislatura, he llevado el asunto con la alcaldesa de Jerez”.

El primer edil cuerveño reconoce que “aquí el Ayuntamiento de Jerez no hace nada, lo hacemos nosotros gracias ese acuerdo y todo lo que es mantenimiento y servicios que se prestan en esas calles es cosa nuestra. Recogida de limpieza, seguridad, vigilancia...todo eso lo hacemos nosotros”, afirma.

Martínez explica que “los vecinos están ya un poco cansados de esta situación, de hecho presentaron un montón de firmas para pedir formalmente que sean calles de El Cuervo, firmas que se han presentado tanto en el Ayuntamiento de Jerez como en éste, y ahora son los técnicos de cada Consistorio los que se tienen que poner a trabajar”.

El alcalde admite que en El Cuervo “lo llevaremos a pleno en enero, una vez que pasen las fiestas”, algo que espera que se repita también “en el pleno del Ayuntamiento de Jerez”, recalca.

“Es una cuestión complicada porque no sólo afecta a dos ayuntamientos, sino también a las Diputaciones de Cádiz y Sevilla, a la Junta de Andalucía e incluso a organismos de nivel estatal”, continúa.

Una imagen de los accesos a El Cuervo. Una imagen de los accesos a  El Cuervo.

Una imagen de los accesos a El Cuervo. / Miguel Ángel González

Todo este proceso al que hace referencia Francisco José Martínez implica un cambio no sólo en los términos municipales de Jerez yEl Cuervo, sino también en los de las provincias de Cádiz y Sevilla,“por eso, aunque aquí lo expresemos con mucha facilidad, los procesos burocráticos serán largos”.

Convencido de que se acabará con el problema, el alcalde no esconde que “habrá que permutarlo con otros sitios que dispongamos, pero bueno, eso ya será un tema técnico. Lo único que hemos hecho es que retomar las conversaciones”.

“Lo importante es que hay buena voluntad por parte de todo, la alcaldesa de Jerez nos visitó a principios de año, y nos dio a entender que impera el sentido lógico de las cosas”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios