Jerez

El Cuervo o el problema de vivir entre dos provincias

  • Los vecinos de la calle Huerto Juncal y la mitad de la avenida de Cádiz, perteneciente a esta localidad, viven en la frontera entre Sevilla y Cádiz

Al sur de la provincia de Sevilla y colindando con la de Cádiz, en un espacio de transición entre la campiña y las Marismas del Guadalquivir, se encuentra la pequeña localidad de El Cuervo, de tan sólo 8.500 habitantes. Esta situación geográfica tan singular hace que en este municipio sevillano se dé una particularidad que no se encuentra en muchos lugares de la geografía española.

Fue durante la primera mitad del siglo pasado cuando empezó a desarrollarse el pueblo como tal, en un primer momento como pedanía de Lebrija, a ambos lados de una importante vía pecuaria. La singularidad de esta localidad reside en que las construcciones a uno y otro lado de esta vía pertenecen a distintas provincias.

Concretamente, se trata de la calle Huerto Juncal y la mitad de la avenida de Cádiz las que pertenecen a Jerez. Por ello, se pueden dar casos como el de Ana Menacho, vecina del número 68 de la avenida de Cádiz, la cual asegura que ella "cocina en Cádiz, pero duerme en Sevilla", al encontrarse su cocina en la parte trasera de su vivienda, en zona gaditana.

Otra historia curiosa es la del matrimonio constituido por Manuel Amuedo y Antonia Soria, ya que no sólo duermen en camas separadas, sino "en provincias distintas", como asegura Antonia, ya que el límite provincial entre Sevilla y Cádiz cruza por su habitación.

También se diferencian de sus vecinos a la hora de llamar por teléfono, ya que estos 800 cuerveños afectados deben marcar un prefijo telefónico distinto para llamar a sus vecinos de la acera de enfrente. Sin embargo, anécdotas aparte, estos ciudadanos se encuentran con numerosos problemas, por ejemplo, a la hora de ejercer su derecho al voto.

En época de elecciones generales y autonómicas deben trasladarse a Gibalbín, una barriada rural de Jerez, en unos autobuses facilitados por el Ayuntamiento local. La solución parcial encontrada por la Administración consiste en empadronarse en casa de algún familiar en la parte sevillana de El Cuervo, aunque en la práctica tampoco ha arreglado gran cosa.

Otra diferencia con el resto de convecinos de la localidad y que despierta bastante polémica es el tema de los impuestos.

Por pertenecer a la provincia de Cádiz, estos ciudadanos pagan todos sus impuestos en Jerez, aunque bien es cierto que de un tiempo a esta parte este trámite ha sido facilitado por el Ayuntamiento de El Cuervo para poder realizarlo en su misma localidad.

Uno de los mayores problemas lo encontramos a la hora de suministrar servicios a estos vecinos, ya que a día de hoy el suministro eléctrico, de agua, limpieza y seguridad de estas calles corre a cargo del consistorio cuerveño, a pesar de que el dinero destinado a pagar estos servicios, el de los impuestos de estos ciudadanos, va a parar al Ayuntamiento de Jerez.

Sin embargo, este no es un tema nuevo, pues allá por el año 1999 se firmó un convenio entre los dos ayuntamientos implicados, por el cual el consistorio local seguiría ofreciendo estos servicios a cambio de que el jerezano depositara el dinero correspondiente en las arcas cuerveñas.

Aunque este acuerdo duró poco, pues a partir del año 2001 Jerez empezó a incumplir su parte del trato y no fue hasta finales de 2008 cuando se produjo una reunión entre ambas partes en la que se acordó el pago de los ingresos correspondientes al período de tiempo que va desde 2002 a 2007. La deuda total durante estos siete años llegó a sobrepasar los 90.000 euros, por lo que el Ayuntamiento de El Cuervo puso un plazo al Ayuntamiento de Jerez para el ingreso de ese dinero, o de lo contrario se suspenderían los servicios. En un último momento, el ayuntamiento jerezano propuso fraccionar el pago en tres partes, aunque a día de hoy sigue sin abonarse el pago total de esa deuda.

Una solución a este conflicto puede ser la permuta de terrenos, que ya ha sido propuesta por el municipio sevillano en varias ocasiones. Mediante este acuerdo, Jerez cedería los terrenos de estas calles a El Cuervo, y el municipio sevillano daría la misma cantidad de terreno en la zona sur del municipio sevillano.

Aunque la dificultad para llegar a un acuerdo en el intercambio de estos terrenos ha hecho que ambos ayuntamientos hayan declinado en su intento por llegar a un acuerdo que beneficie a todos.

Finalmente, ninguna de estas opciones ha terminado de cuajar y la situación sigue igual que hace 60 años. Habrá que esperar para ver cuando se soluciona el conflicto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios