La página ecuestre

Curar caballos con los dedos

  • Las nuevas terapias alternativas a la medicina tradicional se están abriendo paso en el mundo equino en España. La digitopuntura, la acupuntura o la homeopatía son algunas de las técnicas curativas

Las técnicas curativas tradicionales de la veterinaria están dando paso poco a poco a las nuevas terapias alternativas, que están resultando ser altamente beneficiosas para los caballos, animales que exigen unos cuidados especiales y personalizados. Aunque en España este nuevo punto de vista de la medicina equina es relativamente nuevo, lo cierto es que en países del cono sur americano e incluso en determinados puntos de Europa se trata de metodologías adaptadas a la salud animal que arrastran décadas de historia.

Con todo, conviene señalar que el origen de las ciencias médicas y de la medicina popular se pierde en el tiempo, variando según los pueblos y las culturas centenarias. Bajo el epígrafe de medicina alternativa para caballos se puede hablar de diferentes terapias en función de la patología del animal. Por ejemplo, la homeopatía es un tratamiento que puede aplicarse a animales con un éxito comprobado. Basado en la dosificación de medicamentos naturales, la homeopatía resulta altamente beneficiosa aplicada a animales, concretamente a caballos, pues su trayectoria en la veterinaria tradicional justifica su aplicación y sus resultados. La aplicación de tratamientos homeopáticos en caballos se remonta a 1833, cuando el médico alemán Guillaume Lux curó a caballos y a ganado vacuno utilizando cuatro medicamentos homeopáticos: Aconitum napellus, Nux vómica, Opium y Camphora. A pesar que resulta difícil realizar un tratamiento homeopático con caballos, pues la única manera de diagnosticar enfermedades y afecciones en su cuerpo es a través de la observación y no mediante el lenguaje (como ocurre entre humanos), es sabido que para determinados problemas la homeopatía en animales es altamente eficaz. La fatiga, la inapetencia, la artrosis, los traumatismos, los problemas cutáneos, los trastornos locomotores o los problemas digestivos, entre otras enfermedades del caballo, pueden ser tratadas con homeopatía veterinaria.

Otro de los tratamientos alternativos que se están haciendo hueco en el mercado español, aunque de manera muy tímida, es la acupuntura equina. Lo cierto es que, tal y como dice la tradición oriental, es mejor prevenir que curar. Los mejores acupuntores de caballos aconsejan estudiar al caballo antes de cada cambio de estación, a modo de prevenir enfermedades u otras dolencias que puedan mermar su rendimiento. La acupuntura equina no es ni mucho menos sustituta de la veterinaria tradicional, pero sí es cierto que en determinadas ocasiones puede llegar donde la medicina no alcanza. La acupuntura es una rama milenaria de la medicina tradicional China que en caballos resulta altamente efectiva para trastornos músculo-esqueléticos, problemas de movilidad, enfermedades de la piel, sistema nervioso, problemas respiratorios o deficiencias gastrointestinales. Dentro de los principios fundamentales de la acupuntura destacan la Ley de los Cinco Movimientos, que es una regla nemotécnica en donde todas las cosas del mundo material están representadas y sirve para reconocer y diagnosticar las enfermedades en los puntos de acupuntura con finas agujas de acero inoxidable; el Yin Yang, que es el resultado de equilibrio de fuerzas que circulan por el organismo tanto humano como de los otros animales. Al equilibrio de estas dos fuerzas los antiguos filósofos chinos le denominaron "Tao"; los Meridianos o Caminos del Cuerpo, que son las vías por las que el cuerpo transporta la energía; así como los Puntos de Acupuntura, que son 365 puntos bilaterales en los animales.

La digitopuntura es la tercera de las terapias alternativas a la medicina tradicional que se ha acercado al mundo equino. Se trata de una técnica que se viene utilizando en humanos y animales desde hace milenios, pero ha sido en los últimos años cuando se está aplicando con resultados espectaculares en todo tipo de caballos, especialmente en caballos de deporte (doma, raid, salto, completo, carreras...), ya que por su actividad están expuestos a un mayor número de lesiones y estrés. Estas técnicas, casi desconocidas en España, son de uso diario en otros países europeos y en los Estados Unidos. Está basada en los mismos principios que la acupuntura, aunque es mucho menos agresiva, pues se utiliza la presión firme de los dedos, manos y codos en lugar de las agujas, por lo que está al alcance del cuidador o propietario. Indicada para casi todos los problemas, la digitopuntura es especialmente efectiva en estrés por enfermedad, lesiones diversas, dolor, cambios importantes en la vida del caballo, sobre esfuerzos físicos, aburrimiento, así como en periodos de estabulación prolongada. Pero, sobre todo, está recomendada como medida preventiva para todo tipo de caballos.

La fisioterapia equina, el manejo natural o la medicina regenerativa son otras de las muchas terapias alternativas que rodean al caballo y que se van abriendo paso entre la medicina tradicional. La medicina alternativa es tan versátil y adaptable que permite que su aplicación no sólo se ciña al campo de los seres humanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios