Jerez

La DGT detrae 6.500 puntos al año a los conductores jerezanos

  • Se retiran por conducir y hablar por el móvil o ir sin casco o cinturón el 70% de las veces

Agentes de la Guardia Civil hacen un control de documentación en la zona rural de Jerez. Agentes de la Guardia Civil hacen un control de documentación en la zona rural de Jerez.

Agentes de la Guardia Civil hacen un control de documentación en la zona rural de Jerez. / pascual

Las fuerzas del orden, especialmente la Guardia Civil y la Policía Local, detraen a los conductores jerezanos una media de tres puntos cada vez que cometen una infracción de tráfico susceptible de ser castigada de esta forma.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), anualmente se imponen en el término municipal de Jerez del orden de 2.000 sanciones que llevan aparejadas, además de una multa económica, la pérdida de puntos en el permiso de conducción. Las referidas sanciones hacen cambiar 6.500 puntos cada año de manos de los conductores a los de la Administración.

La infracción más castigada es hacer uso del teléfono móvil mientras se conduce, una acción a la que los conductores no terminan de poner fin a pesar de las numerosas campañas que al respecto realiza la DGT. La segunda sanción con detracción de puntos más frecuente hace referencia a ejercer el acto de la conducción sin hacer uso de mecanismos de seguridad de obligado cumplimiento, como son hacer uso del casco cuando se conduzcan vehículos motorizados de dos ruedas o el cinturón de seguridad en los vehículos de cuatro o más ruedas. En este capítulo se encuentra igualmente transportar niños pequeños sin los adecuados sistemas de retención infantil.

Un hecho especialmente destacable es que estas dos infracciones se erigen en el 70% de las multas que se imponen en la ciudad con la correspondiente detracción de puntos. Ambas son sancionadas precisamente con sanción económica y tres puntos menos en el permiso de conducción.

El 30% por ciento restante de estas conductas sancionables se distribuyen entre conducir con exceso de velocidad, hacerlo bajo la influencia de drogas o de bebidas alcohólicas, así como no respetar las fases semafóricas, o lo que es lo mismo, saltarse semáforos en rojo o en fase amarilla poniendo en peligro al resto de usuarios de la vía. Cabe destacarse a este respecto que por no obedecer las órdenes de los semáforos se imponen anualmente en la ciudad unas 200 sanciones, lo que supone prácticamente un 10% del total.

Las sanciones más graves, que conllevan la retirada de 6 puntos son, entre otras, son las ya reseñadas de conducir ebrio o drogado, utilizar inhibidores de radares o conducir de forma temeraria.

Con 4 puntos están conducir sin la clase de permiso o la licencia necesarios, no respetar la prioridad de paso de las señales de stop y ceda el paso y los semáforos en rojo, realizar adelantamientos indebidos e incluso adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas o ir marcha atrás en autopistas y autovías.

Con 3 puntos se castiga conducir utilizando manualmente el móvil, programando el navegador o usando auriculares así como no hacer uso del cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y demás elementos de protección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios