Jerez

Denuncian la falta de climatización en la biblioteca pública de La Granja

  • Usuarios de la instalación aseguran que “es imposible estudiar aquí dentro con el frío que hace”

Castilla junto a otros usuarios de la biblioteca municipal de La Granja. Castilla junto a otros usuarios de la biblioteca municipal de La Granja.

Castilla junto a otros usuarios de la biblioteca municipal de La Granja. / Miguel Ángel González

La Biblioteca Pública Municipal Agustín Muñoz y Gómez tiene cada vez menos usuarios. No es que las instalaciones de La Granja no sean necesarias pero, como denuncian las pocas personas que aún las utilizan, la falta de climatización hace que sea casi imposible estudiar en esta biblioteca. El calor en verano y las bajas temperaturas ahora en invierno han provocado que muchos jóvenes de esta zona se hayan desplazado hasta otras salas de la ciudad para poder estudiar.

María Ángeles Castilla es una de las pocas usuarias fieles a la biblioteca de La Granja. Vive en la zona y se está preparando unas oposiciones. Además, tiene un bebé lactante al que deja con su madre “y estar aquí cerca me permite acudir cada vez que sea necesario”.

Esta jerezana explica que “llevamos así al menos dos años. En verano no se puede estar porque hace muchísimo calor y en invierno, por el frío”. Reconoce que algunos trabajadores municipales permiten a los usuarios “bajarnos calentadores de casa o, incluso, ahora mismo que solo hay un bibliotecario, y no dos como habitualmente, nos dejan uno de sus calentadores”. Sin embargo, no todos los responsables de la biblioteca permiten esta situación: “Hay algunos que nos dicen que no están autorizados y no nos permiten traer el calentador de casa. Claro, ellos están calentitos con el suyo. Comprendo que están trabajando pero también nosotros tenemos derecho a estar bien”.

La joven estudiante lamenta que “no se puede estar aquí dentro con el frío que hace y es una pena ahora en Navidad porque, además, hay más gente”. Más usuarios porque “la sala del campus está cerrada y vienen aquí. Podrían venir siempre a esta biblioteca pero por el tema de la climatización, todos acaban tirando para el campus”. “No nos dan soluciones y es una pena que esté abierta una instalación con dinero público con el gasto que supone el mantenimiento del personal, la luz, el agua y todo... para que esté vacía porque aquí no se puede estudiar con estas condiciones”, critica Castilla.

Además, explica que “hemos escrito a Sugerencias pero nada. Hoy precisamente hemos llamado también a la Policía para que levantarán acta y han venido e iban a hacer un atestado con el problema”.

Ante esta situación, los cada vez más escasos usuarios exigen que el Ayuntamiento tome cuanto antes cartas en el asunto ya que tras años de reivindicaciones se logró que la biblioteca abriese por las mañanas y por las tardes, excepto en Navidad y verano. Por ello, esperan que se solvente hora el problema de la climatización para que las instalaciones no sigan siendo infrautilizadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios