Jerez

Denuncian el mal estado de las prefabricadas del IES Quiñones

  • Aseguran que en algunas aulas se filtra el agua, hay humedades y una está sin puertas

Estado en el que se encuentra el acceso a una de las aulas, sin puerta y con bisagras y maderas rotas. Estado en el que se encuentra el acceso a una de las aulas, sin puerta y con bisagras y maderas rotas.

Estado en el que se encuentra el acceso a una de las aulas, sin puerta y con bisagras y maderas rotas.

Los sindicatos CNT, CGT y USTEA denunciaron ayer a través de un comunicado la situación en la que se encuentran las aulas prefabricadas existentes a día de hoy en el Instituto Fernando Quiñones. Las tres entidades se quejan de la pasividad de la Junta de Andalucía ante el mal estado de dichas aulas.

Según se recoge en el comunicado, "una de las aulas no tiene puerta, el marco tiene trozos de bisagras, con el consiguiente peligro, ya que cualquier persona se puede hacer daño al pasar. Es imposible mantener una temperatura adecuada para impartir clase con el frío del invierno, faltando dicha puerta".

Asimismo, se denuncia que "en el techo hay marcas de humedad causadas por filtraciones de agua. También en este se pueden apreciar manchas de moho, lo cual es dañino para personas con asma, con alergias o enfermedades respiratorias. Además, cualquier roce de una silla o mesa en la pared produce un agujero, ya que la pared es de pladur".

Los sindicatos denuncian también que durante las últimas lluvias "el agua entre en algunas aulas y no se sabe por dónde. El instituto ha informado a los responsables de la Consejería en Sevilla en varias ocasiones, pero la respuesta es un silencio absoluto".

De esta forma, CGT, Ustea y CNT ha denunciado "ante Inspección de Trabajo, dado que se están incumpliendo las normas de Seguridad e Higiene en el Trabajo (Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo) y de salubridad escolar. A todo esto, hemos de añadir el peligro que conllevan las filtraciones de agua en aulas fabricadas en chapa, que contienen cableado eléctrico".

Los sindicatos consideran que la construcción del nuevo edificio, que tiene 6 aulas, "parece más bien un parche, ya que sólo se cumplió la mitad del proyecto inicial de 12 aulas".

"La solución que pone la Consejería de Educación a la masificación es la de la instalación o mantenimiento de aulas prefabricadas que ya tenía que haber quitado. A este respecto, recordamos el nuevo instituto en la zona que se debería haber construido ya. ¿A qué espera la Junta?. ¿A que baje la natalidad?. ¿Está pensando en pasar a grupos de alumnos/as en horario de tarde?".

Por esta razón se ha pedido "soluciones coherentes y dignas ya, una educación en condiciones de dignidad para todos/as. Ya no estamos en los tiempos de los campos de concentración en barracones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios