Jerez

Denuncian el riesgo de inundaciones que hay en la laguna de Torrox

  • El margen derecho está "cegado de barro y maleza" y los vecinos reclaman una limpieza urgente antes de que llueva

Comentarios 19

Iniciativa Progresista Jerezana (IPJ) ha denunciado el riesgo que inundaciones que presenta la laguna de Torrox, cuyo margen derecho está "cegado de barro y maleza, existiendo un verdadero peligro de inundación este próximo invierno para las urbanizaciones de alrededor si no se acometen urgentes trabajos de limpieza antes que llegue la lluvia", señala en un comunicado Antonio Conde, coordinador de IPJ.

Desde Iniciativa Progresista Jerezana denuncian que "la dejadez a la que esta sometida la laguna de Torrox no sólo genera molestias para los vecinos y vecinas que viven alrededor en las muchas promociones de viviendas que hay en la zona, sino que existe un verdadero peligro para estos vecinos si no se acometen trabajos de limpieza del barro y la maleza que mantiene cegado el margen derecho de la laguna".

Antonio Conde asegura que una vecina de la zona le ha comentado que ya nada les importa las plagas de mosquitos que han tenido este verano por el agua estancada, "ahora lo que nos preocupa es la llegada de la lluvia y que se inunde todo esto". Y es que, según el coordinador de IPJ, "el barro se ha ido acumulando durante los últimos años en el margen derecho de la laguna sin que se realizaran trabajos de limpieza llegando a la situación actual, en el que esta completamente cegado de barro y maleza".

La visión que ofrece los dos lados de la laguna es completamente diferente, asegura Antonio Conde. "Mientras el margen izquierdo tiene agua y numerosas aves habitan en ella, el margen derecho es desolador. Es increíble cómo un proyecto de parque periurbano como es la laguna de Torrox, donde se pueden llevar a cabo infinidades de proyectos educativos medioambientales y zona de ocio y esparcimiento de los jerezanos y jerezanas, termine siendo un peligro para los propios vecinos de la zona por la dejadez municipal. Con sólo dar una vuelta por la zona se puede observar esta dejadez en cuanto a mantenimiento: parte del vallado perimetral por el suelo, papeleras arrancadas, las fuentes instaladas para que pudieran calmar la sed los usuarios del parque sin funcionamiento, los 165.000 metros cuadrados de césped prácticamente secos, al igual que el 50% de los árboles sembrados en las diferentes campañas escolares por falta de regadío. Y lo mas grave el peligro de inundación existente este próximo invierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios